Por qué se recalienta mi carro

por | Ago 26, 2018 | Mecánica | 0 Comentarios

El tablero de un carro puede considerarse como una guía de lo que siente el automóvil. Dentro del tablero principal, podemos encontrar varios componentes que nos proveen de información  que necesitamos saber. Ya sea constantemente o periódicamente. Dentro de las indicaciones principales están el velocímetro, que nos muestra la velocidad en kilómetros por hora y el tacómetro que nos muestra las revoluciones por minuto. Dentro de los indicadores más pequeños encontramos el medidor de la gasolina y el tablero de testigos del carro. Entre estos, uno que es súper importante para verificar es el del estado de la temperatura.

El indicador de temperatura nos muestra que tan caliente se encuentra el motor y los rangos en los que debería trabajar. Tener en cuenta este medidor es vital para mantener la seguridad y el correcto funcionamiento del carro.

En el siguiente artículo presentaremos por qué sucede que el carro se recalienta y qué hacer en caso de encontrarse en esta situación.

Cómo es una situación de recalentamiento

A muchos de los conductores les ha pasado que van manejando tranquilos cuando de repente empiezan a notar que sale vapor del capó del carro. En este momento entran en una situación de posible recalentamiento del vehículo. Debemos entender que todos las máquinas tienen un límite. En el caso de los carros sucede cuando encontramos fallas en los componentes principales. Cuando se recalienta el carro se puede deber principalmente a dos fallas de sistemas, puede ser una falla en el sistema de refrigeración o una falla en el sistema de lubricación.

El motor es el encargado de convertir energía en desplazamiento. Durante este proceso la energía que se utiliza es más o menos el 30 por ciento de lo que se produce. Por lo que la energía restante se pierde en forma de calor. Frente a esta situación está el sistema de refrigeración.

El sistema de refrigeración, es el encargado de mantener el motor en una temperatura adecuada para un funcionamiento óptimo. Normalmente la temperatura ideal en la que debe estar el motor es de 80 a 100 grados C. Esto varía dependiendo de cada fabricante.

Funcionamiento del sistema de refrigeración

Los sistemas de refrigeración se dividen en dos grupos principales, enfriados por aire o por líquido. Los que se enfrían por aire como son por ejemplo las motos, cuentan con un diseño en el que las paredes del motor tienen ciertas ranuras o aletas. A través de estas se disipa el calor y permite la circulación del aire disminuyendo la temperatura. Generalmente este tipo de motores son los que están en contacto directo con la superficie. Como por ejemplo algunos aviones o las lanchas de motor fuera de borda.

Por otra parte están los motores de enfriamiento líquido. Este tipo de motores cuenta con la ayuda de un líquido refrigerante ya sea agua o un producto procesado, para realizar la disipación del calor del motor. Este tipo de motores es el que se utiliza hoy en día en la mayoría de los carros. Aunque cuentan con sistema de refrigeración líquido también utilizan la ayuda del aire para ser más eficientes en la disminución de la temperatura.

Principales componentes relacionados al recalentamiento

Ahora bien, ¿Cómo sucede el recalentamiento del motor ligado al sistema de refrigeración?. Dentro de los principales componentes del sistema que pueden causar la alta temperatura de encontramos:

  • Radiador: La función principal de este mecanismo es el de enfriar el líquido encargado de disipar el calor. El líquido refrigerante pasa por el motor bajando la temperatura para luego pasar por el radiador para ser enfriado. Luego continúa con el proceso una vez más. Cuando se genera una fuga en el radiador perderemos el líquido refrigerante lo que aumentará la temperatura del motor.
  • Motoventilador: Este artefacto que hace parte del mecanismo del radiador es el encargado de proveer suficiente aire. De esta manera, el líquido que pasa por el mecanismo es enfriado lo suficiente. Así puede circular para disipar la temperatura correctamente.
  • Mangueras: Debido a que el líquido debe pasar por muchos lugares del motor, es necesario un sistema de mangueras que permitan la circulación del fluido. En caso de que se genere una rotura en alguna de estas mangueras generará una pérdida lo que incrementa la temperatura del motor.
  • Tarro de depósito: El tarro de depósito es el encargado de mantener la cantidad de líquido que sea necesaria para la correcta circulación. En el caso en el que la tapa esté mal cerrada se puede escapar el líquido aumentando la temperatura del motor.
  • Termostato: El termostato es una válvula que se encarga de permitir el paso del líquido de combustible. Si la válvula falla se generan problemas de temperatura del motor.
  • Bomba de agua: Para poder recorrer el motor, el sistema de refrigeración cuenta con una bomba de agua que provee la presión necesaria para que el líquido circule de la manera correcta. Si se genera un daño en la bomba el sistema fallara generando una pérdida de presión y una alta temperatura.

Qué hacer si se recalienta el carro

Ya conocemos llas causas por las que un vehículo puede entrar en estado de alta temperatura o recalentamiento. Una vez entramos en esta situación es importante seguir las siguientes recomendaciones para evitar un daño severo al motor. Recordemos que lo siguiente es recomendable hacerlo con la ayuda de una persona especializada de ser posible. Así se logra evitar lesiones y daños al vehículo.

 

Detenerse

Podemos enterarnos de un recalentamiento al ver una indicación de una alta temperatura ya sea por el indicador o por el testigo del tablero. Si se va a utilizar la medida del indicador, se pueden usar las guías que están demarcadas alrededor de la aguja. La otra opción es que nos percatamos de la alta temperatura por un aviso del testigo.

Encender la calefacción

Antes de bajarnos del carro es importante que abramos todas las ventanas y encendemos calefacción al máximo. Esto ayudará a actuar como si fuera un sistema auxiliar de enfriamiento. Permite que el calor del motor pase a la cabina del carro. Para luego salir por las ventanas eliminando un poco de temperatura del motor.

Mantener o apagar el carro

Una vez encendida la calefacción debemos poner atención si el aire que sale por las rejillas es aire caliente o por el contrario solo es aire a temperatura ambiente. Si sale aire normal entonces deberemos apagar el carro pues esto significa que probablemente la falla se encuentra en la falta de líquido refrigerante.

Si por el contrario el aire que sale es aire caliente podemos suponer que el sistema está trabajando de una manera correcta y esta no es la causa de la alta temperatura.

Abrir el capó

Este paso es peligroso por las altas temperaturas, te recomendamos hacerlo con extremo cuidado.

Si sale vapor por los lados del capó es importante esperar hasta que salga muy poco o nada antes de abrirlo. Una vez podamos abrir el capó, hacerlo de una manera controlada. Así evitaremos quemarnos. Debemos dejarlo abierto para ayudar a disipar el calor.

Nuevamente, es importante que al momento de abrir el capó, tengamos mucho cuidado. El vapor que sale del motor está a muy alta temperatura. Podemos sufrir quemaduras fuertes en la piel sin problema alguno de hacerlo de manera incorrecta.

Apagar el motor

Si el motor no fue apagado antes por la técnica de la calefacción debemos mantenerlo prendido alrededor de 10 minutos. Es importante hacerlo con el capo abierto antes de apagarlo. Deja el switch abierto para que los ventiladores del carro continúen funcionando. Así ayudan a disipar el calor.

Abrir la tapa del radiador

Una vez pasados los 10 minutos podemos revisar la presión que hay en la manguera superior. Si no existe presión podemos destapar la tapa de una manera muy cuidadosa. Hazlo con la ayuda de un trapo y guantes para evitar explosiones y quemaduras. Una técnica que puede funcionar muy bien y ayudar a minimizar los riesgos es la de girar muy levemente la tapa. Es decir menos de una vuelta para así permitir que salga la presión. Una vez haya salido, se puede destapar un poco mas y asi continuamente hasta que la destapemos completamente.

Reposo

Lo siguiente es dejar el vehículo en reposo una media hora como mínimo. Esto permite revisarlo con la temperatura más baja y poder identificar cuál es la causa de la alta temperatura. Después de esto si se encuentra la falla podemos poner todo en su lugar. Puedes continuar el recorrido siempre manteniendo atención en las indicaciones de temperatura. Dirígete inmediatamente a un lugar especializado para hacer las revisiones pertinentes.

Ahora bien, lo mejor que se puede hacer al enfrentarse en una situación de estas es recurrir a la atención de una persona o taller especializado. Ya sea un mecánico de confianza u otra persona que nos pueda guiar en lo que debemos hacer para identificar el problema y evitar riesgos innecesarios.

Fuentes: suraaficionadosalamecanica

Si te gusto este artículo te puede interesar:

CÓMO FUNCIONAN LOS AIRBAG

CÓMO REVISAR EL NIVEL DE ACEITE EN UN CARRO

MECÁNICA, INGENIERÍA MECÁNICA Y MECÁNICA AUTOMOTRIZ

¡Descarga gratis la app de MiMecánico! Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más