Cómo funcionan los airbag

por | Ago 25, 2018 | Mecánica | 0 Comentarios

Los carros son artefactos sumamente complejos que al día de hoy son casi que indispensables para nuestro día a día. Es una máquina que ya hace parte de nuestra vida cotidiana. Ya sea porque nos lleva al trabajo, o porque salgamos de viaje. Dentro de todas las funciones que han avanzado desde la creación de esta máquina, uno de los aspectos más importantes y que mayor recorrido ha mostrado es el de los sistemas de seguridad. Y sin duda entre los sistemas de seguridad resaltan el cinturón de seguridad y los airbag.

Dentro de la seguridad con la que cuentan los vehículos, encontramos varios elementos que no faltan en ningún caso, como son las luces de parqueo o direccionales, los cinturones, y los airbag o bolsa de aire. La importancia que se le ha llegado a dar a este último artefacto es impresionante. Esto debido a lo efectivo que puede llegar a ser en el caso de que tenga que emplearse en una situación de emergencia. Tanto es así, que en Colombia desde el año 2018 todos los carros nuevos que se vendan deben contar con airbag. Así de necesario se ha vuelto este sistema para preservar la vida de las personas.

 

Qué es un airbag

La función de un airbag es salvar vidas. Eso es lo que se propone y eso es lo que logra. Desde la invención del sistema de seguridad, es probable que este sea el mecanismo más eficiente en evitar más heridos y muertos a la hora de un accidente.

El airbag consiste en una bolsa que se infla al momento de un impacto. Busca evitar lo que son daños en la cabeza del conductor como puede ser una fractura de nariz o cráneo causada por un impacto. Ya sea contra el volante como contra cualquier pieza de nuestro automóvil.

El funcionamiento del sistema de los airbag es sencillo. Al momento en el que el automóvil entra en una colisión, se abre un compartimiento dejando salir la bolsa. Para el conductor, normalmente el compartimiento se encuentra en el centro del timón. En el caso del acompañante este sale de un compartimiento que se encuentra situado bajo la guantera o sobre ella.

El tiempo promedio de inflado de la bolsa es de 30 milisegundos lo que permite que antes de que la persona entre en contacto con alguna superficie rígida del tablero sea amortiguada por la bolsa la que no generará mayor daño.

El sistema de los airbag es denominado un sistema de seguridad pasiva. Es decir aquellos elementos que solo se activan en caso de un accidente. Por lo tanto recordamos que el ideal es que los airbag no tengan que ser activados en ningún momento. El activarse un airbag significa que entramos en una situación no deseada la cual podría afectar nuestra seguridad.

Cómo funciona un airbag

El sistema está controlado por un programa que cuenta con la capacidad de distinguir la magnitud del accidente. Puede por ejemplo detectar un choque pequeño que no causara riesgo para los ocupantes del vehículo. Este puede ser un pequeño impacto en un trancón o atasco. También debe diferenciar entre golpes. Un bache o hueco puede producir un impacto lo suficientemente fuerte sin generar riesgo a los ocupantes. Un choque puede generar algún daño a los pasajeros. Es en este último caso en el que el airbag se desplegará.

Este programa que controla la activación de cada uno de los airbag mide la desaceleración que se presenta en cada una de las situaciones antes presentadas. Una vez medidos los datos, estos son enviados a una central en donde se realiza un análisis que los calcula para determinar la potencia del impacto. En el caso en el que sea una colisión los suficientemente fuerte, la central manda una señal en forma de impulso eléctrico. Su propósito es inflamar una pequeña cantidad de pólvora que está situada bajo la bolsa. Cuando se inflama la pólvora, está activa un artefacto generador de gas.

El artefacto está compuesto por unas pastillas de un elemento llamado azida de sodio. Al entrar en contacto con el calor de la detonación de la pólvora genera 30 litros de nitrógeno que infla la bolsa. Para completar el proceso es necesario que la bolsa no permanezca inflada sino que por el contrario se desinfle una vez se amortiguó el impacto de la persona. Esto es necesario porque de lo contrario el pasajero puede ahogarse con la bolsa inflada.

Orígen del airbag

La historia del airbag es confusa dado que existen varias versiones de quien fue el primero en desarrollar el sistema. En 1952 apareció la primera patente registrada de un sistema de inflado por aire. Fue el Ingeniero John Hetrick quien creó la primera versión de este dispositivo que luego cambiaría vidas. Años más tarde, las más grandes marcas de carros empezaron su investigación sobre este artefacto.

Aunque los primeros airbag seguros y modernos fueron implementados en el año 1981, su creación va desde el año 1971. Es decir 10 años antes cuando el fabricante Mercedes Benz patentó el sistema como propio. Incluso las primeras pruebas del sistema ya venían desde cuatro años atrás. Su eficiencia radicaba en la velocidad de reacción e inflado. Era lo que lo hacía sobresalir sobre los demás sistemas de la época. Su implementación se dio en 1981 cuando lanzaron el Mercedes Clase S con bolsa de aire con capacidad de reacción de menos de 30 milisegundos.

Desde este momento, el airbag a mejorado constantemente. El sistema ha sido tan efectivo que hoy en día es uno de los sistemas más populares de seguridad pasiva de los automóviles. Llega incluso a estar múltiples veces implementado en el mismo carro. Y recomendamos a todos nuestros lectores que lo tengan a consideración al momento de obtener un vehículo nuevo.

El airbag no reemplaza el cinturón de seguridad

Hay que tener mucho cuidado al montarse al carro de siempre llevar el cinturón de seguridad abrochado. El sistema del airbag no funciona sin él. En sus orígenes, la bolsa de aire se pensó como un dispositivo que reemplazaria el cinturón. Sin embargo con el tiempo se dieron cuenta que la bolsa de aire actúa de manera más efectiva cuando el cinturón de seguridad haya cumplido su propósito.

Por lo tanto si no lo utilizamos, no habrá ninguna retención antes de que la bolsa se infle. Puede que no cumpla su función correctamente. Hasta el punto de entrar en contacto con las superficies duras del automóvil.

Velocidad de un airbag

Como se explicó antes, los airbag son capaces de desplegarse en un tiempo de 30 milisegundos. Inicialmente los airbag tenían una capacidad de reacción más lenta. Se llegó a pensar como un sistema en donde el mismo conductor era quien decidía en qué momento se activaba. Al darse cuenta de lo ilógico del sistema, los fabricantes se propusieron lograr la mejor capacidad de reacción posible. La velocidad actual del sistema es equivalente a 300 kilómetros por hora hasta amortiguar el cuerpo que se encuentre en el lugar.

Después de que el cuerpo ya impactó la bolsa, el tiempo en el que se desinfla es menor a un segundo. Esto hace que el sistema completo dure únicamente un pequeño lapso de tiempo. Su proceso de desinflado es sumamente importante a la hora de un accidente. Esto se debe a que si la persona no tiene la fuerza o capacidades suficientes podría quedar ahogada. Incluso peor cuando estamos hablando de niños y bebés.

Si estás viajando con un bebé, recuerda colocar la silla correctamente ajustada en los asientos traseros. La silla de bebé hace que el airbag quede mucho más cerca que el adulto promedio. Esto vuelve peligroso el sistema. Comúnmente los autos tienen una calcomanía en el panorámico indicando las reglas de seguridad. En caso que no exista por favor revisa el manual del propietario.

Airbag de dos etapas

Existen bolsas denominadas de dos tipos, o dos explosiones. Estas cuentan con un sistema diferente al normal. En este caso dependiendo de la fuerza que detecte del impacto de la colisión se activarán uno de dos tipos de bolsas. De esta manera se hace más efectiva la protección de los ocupantes del vehículo.

El despliegue de estos dispositivos es directamente proporcional a la fuerza del impacto. Si el sistema detecta una colisión moderada se activa la primera etapa o primera explosión. En este caso el airbag se suele inflar hasta un 70% de su capacidad. Caso contrario sucede cuando el sistema detecta una colisión fuerte. En este caso se activa la segunda etapa o segunda explosión. Para este caso la bolsa del airbag se infla en un 100% asegurándose proteger lo más posible al pasajero.

Estos sistemas son relativamente modernos. Es posible que si tu vehículo no es relativamente nuevo cuente con el sistema convencional de airbag. No debes preocuparte pues estos son también supremamente seguros para los ocupantes del vehículo.

Número de airbag en un carro

Hoy en día la efectividad del airbag está fuera de duda. Es claro tanto para fabricantes como para conductores lo esencial de este dispositivo. Es por eso que los carros han venido cada vez más implementando mayor cantidad de airbags en sus habitáculos. Esto permite proteger mejor a los pasajeros ante posibles choques de todo tipo.

Lo común es encontrar que los carros incorporan dos airbag. Uno frontal para el conductor ubicado en el timón y otro frontal para el pasajero encima de la guantera. Esto protege para golpes frontales pero no para golpes laterales. Tampoco protege partes del cuerpo como lo son las rodillas. Dado esto los fabricantes incorporaron entre otros diferentes tipos de airbag:

  • Airbag bajo el tablero: Protege en caso de colisión al conductor y pasajero en sus piernas y zona de la pelvis. También es supremamente importante para la protección de las rodillas.
  • Airbag lateral: Generalmente ubicado tanto para conductor, como para pasajeros. Incluyendo la zona delantera y la trasera. Este airbag se coloca en los laterales de la cabina y es especialmente útil en caso de impacto lateral.
  • Bolsa de aire de techo: En carros deportivos, se puede implementar una bolsa de aire de techo. Busca proteger a los ocupantes en caso de volcamiento.

Al momento de adquirir vehículo revisa el número de bolsas de aires disponibles. También asegúrate de revisar los lugares donde están colocados dentro del carro. Es una decisión importante que puede salvar tu vida y la de tu familia.

Riesgo de fatalidad

Se estima que actualmente los airbag son capaces de reducir el riesgo de muerte en un 30 por ciento. Teniendo en cuenta la cantidad de accidentes que ocurren por día y la severidad de estos es una cifra muy significativa. Es cierto que ante un golpe extremadamente fuerte y antes ciertas situaciones, el airbag no prevendrá la muerte. Pero definitivamente es un sistema que en la gran mayoría de casos puede hacer la diferencia entre un accidente fatal y uno en donde los pasajeros puedan salir con vida.

Recomendaciones

El airbag es uno de los inventos más eficientes y queridos en la historia. Ha salvado a miles (sino millones) de personas. Su funcionamiento es toda una obra de arte de la ingeniería. Desafortunadamente los accidentes siguen sucediendo y podemos vernos involucrados en alguno. Nuestra recomendación es siempre seguir las reglas del sistema. Usa el cinturón de seguridad, conduce de manera preventiva. Cuida la vida de tus pasajeros y siempre actúa responsablemente en la vía. Sigue las señales de tránsito en todo momento. Y hazle un mantenimiento preventivo a tu carro periódicamente.

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales. Puede salvar la vida de un amigo o un familiar.

Si te gusto este artículo te puede interesar:

GUÍA PARA CONDUCTORES PROFESIONALES

LOS CARROS AUTÓNOMOS YA ESTÁN AQUÍ

SISTEMAS DE SEGURIDAD EN LOS CARROS

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más