Amortiguadores: Cómo funcionan y cómo detectar si hay una falla

por | Jul 26, 2018 | Lo que todo conductor debe saber |

La mecánica de un carro es única así como su propósito. Un automóvil deportivo es caracterizado por tener un motor potente. También por ser liviano y normalmente cuenta con poco espacio para los pasajeros. Por otra parte están las camionetas familiares, las cuales no se caracterizan por tener mucho motor. Son pesadas y cuentan con mucho espacio para los ocupantes. Ahora bien, dentro de los sistemas o mecanismos que encontramos que generan mayor cambio dependiendo del tipo de automóvil y su propósito están los amortiguadores.

Un amortiguador es una pieza del sistema de suspensión que controla los movimientos del carro absorbiendo la energía que recibe mediante el movimiento del vehículo.

Normalmente cada llanta cuenta con su mecanismo de amortiguadores. Esto lo hace independiente de las demás ruedas generando un mejor funcionamiento. En el siguiente artículo hablaremos de los amortiguadores y sus daños.

Cual es la función de un amortiguador

Dentro de los principales propósitos que encontramos en los amortiguadores están, la función en el sistema de frenado, la estabilidad del carro y absorción de impactos.

  • Frenado: Una de las primeras misiones de los amortiguadores es el de asistir a los neumáticos y los frenos. Esto en desarrollar un frenado óptimo sin importar las condiciones del pavimento o del clima en el que se esté circulando. Se logra mediante la compresión y expansión del sistema para generar la fuerza y el peso suficiente en la parte frontal mientras el carro se detiene.
  • Estabilidad: Al momento de una aceleración o desaceleración, de un giro o de cualquier movimiento del carro, es muy importante mantener la estabilidad del automóvil. Esto evitará que ocurra una emergencia. Se logra mediante la compresión de los amortiguadores en donde se genera más presión para mantener el automóvil en un estado neutral.
  • Impactos:  La absorción de impactos causados por irregularidades en el suelo o huecos en las calles. Un amortiguador no pueda anular completamente el golpe. Sin embargo si puede reducir su impacto en una gran medida. Así, ayudando a no perder el ajuste del carro y evitando molestias a los pasajeros.

Cómo funcionan los amortiguadores

El funcionamiento de un amortiguador consta de dos pasos. El de expansión que es en donde el amortiguador se abre. El de compresión que es en el que el amortiguador se cierra.

Expansión: Para lograr que el amortiguador se expanda o se abra se necesita un proceso de movimientos de ciertas partes o mecanismos internos. Primero el pistón necesita subir. Esto es posible mediante la presión del aceite que fluye a través del sistema.

Para mantener un control del aceite están las ranuras y los barrenos. Detienen el paso del fluido de acuerdo a lo que sea necesario. Por último está el resorte de expansión el cual se encarga de mantener la válvula bajo una presión más controlada.

Compresión: El mecanismo de compresión es casi igual al de expansión. Su diferencia radica en la dirección de la contracción. La compresión se genera en sentido contrario.

A medida que el aceite fluye a través del cilindro este se comprime y mediante la ayuda de los barrenos se controla el paso del aceite. La compresión se genera cuando la fuerza que se aplica sobre el carro o la llanta la impulsa comprimiendo el sistema.

Tipos de amortiguadores

Debido a los avances en la ingeniería y en el sector automotriz, existen varios tipos de amortiguadores que sirven para distintos propósitos.

  • Hidráulicos: Los amortiguadores hidráulicos cuentan con un sistema en donde dentro de un cilindro fluye el aceite de un lado al otro del amortiguador. Estos son los que mejor funcionan cuando se ejercen altos niveles de presión y no requieren de mucho mantenimiento.
  • Doble tubo: Este tipo de amortiguadores cuenta con dos cilindros o cámaras en donde circula el aceite o en caso de que no sean presurizados circula gas. Estos tienen la característica de que son cortos lo que los hace ideales para soportar huecos.
  • Monotubo: A diferencia de los amortiguadores de doble tubo, los monotubo cuentan con dos cámaras pero en una está el gas mientras que en la otra está el aceite. En la mitad se encuentra el pistón. Una característica es que dependiendo de la fuerza a la que se expongan se regula la dureza de los amortiguadores.
  • Hidráulicos con válvulas: A diferencia de otros amortiguadores en donde el aceite fluye por ciertos orificios, en estos el aceite fluye por unas válvulas lo que los hace más suaves y eficaces.

Síntomas de fallos

Así como con cualquier tipo de mecanismo que se encuentra en los carros, podemos encontrar fallas. Los amortiguadores en particular tienden a dañarse por el uso. Los siguientes son síntomas de que los amortiguadores de un vehículo pueden estar en mal estado.

  • Excesivo rebote del carro: Dependiendo de la firmeza de la suspensión de un carro podemos encontrar que unos rebotan más que otros. Ahora bien, si de un momento a otro el rebote de un automóvil comienza a incrementar al punto en el que el conductor o los pasajeros del vehículo lo notan, entonces es probable que exista una falla. Esto sucede porque los amortiguadores no logran contraerse de forma normal.
  • Baja estabilidad: Cuando efectuamos una frenada fuerte o un giro a una velocidad alta o muy cerrada, es normal que el carro tienda a inclinarse un poco. Si al momento de frenar fuertemente el carro comienza a balancearse horizontalmente entonces es posible que exista un daño en alguno de los amortiguadores. Lo mismo sucede en una curva, si el automóvil se inclina excesivamente hacia un lado. Puede haber una falla.
  • Desgaste de los neumáticos: Normalmente las llantas deben presentar un desgaste homogéneo. En el caso en que exista una falla, puede presentarse que la llanta en donde se presenta el problema se gaste de una manera diferente a las otras.
  • Ruidos extraños: Si al momento en el que se está utilizando los amortiguadores, se escuchan ruidos anormales en donde se sienta que las piezas están desajustadas es posible que exista una falla de amortiguador.

Qué hacer ante un daño en los amortiguadores

Frente a alguna de las anteriores situaciones es importante verificar que los amortiguadores estén en un estado normal y seguro. De esta manera podrás circular sin ninguna molestia. El cuidado de tu carro es supremamente importante.

Para realizar una revisión de la suspensión o de los sistemas que la componen como los amortiguadores recomendamos que el automóvil sea llevado a un lugar especializado. Las estaciones de servicio son un buen lugar para empezar. Son sistemas complejos que requieren de mucho cuidado para ser desarmados. Evita hacerte daño y posiblemente dañar tu mecanismo.

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares. Ellos también les puede interesar aprender de sus vehículos.

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más