24 consejos para conducir en trancón

por | Ago 11, 2018 | Lo que todo conductor debe saber | 0 Comentarios

Todo conductor está expuesto a conducir en trancón o atascos. Es algo imposible de evitar y algún día acaba pasando. Incluso hay quienes les toca todos los días. Quienes viven o visitan Bogotá sufren por este tema. Medellín tiene un tráfico muy complicado. A nivel Latinoamérica la cosa no mejora mucho. Lima tiene momentos imposibles de tráfico. Sao Paulo sufre de trancones casi todo el tiempo. Y hay muchísimas ciudades que nos falta por nombrar. No hay nada que hacer, tenemos que aprender a manejar en tráfico pesado.

El problema radica en que a muchas personas les asusta este escenario. No saben cómo conducir en trancón o manejar los atascos. Les aterra la idea de cambiar de carril o quedar detenido en una subida. Otros les asusta mucho quedar en la mitad de camiones o tener un accidente con un bus. Desafortunadamente a todos nos toca lidiar con estos casos. Lo mejor que podemos hacer es prepararnos y manejar tranquilos.

Teniendo en cuenta lo anterior, en MiMecánico te presentamos a continuación una lista con 24 consejos para conducir en trancón. Siguelos al pie de la letra y podrás salir adelante de estas incómodas situaciones.

Prepara tu viaje

En muchas situaciones (si no en todas) podemos planear nuestro viaje con antelación. Conocemos el origen y el destino. Conocemos nuestra ciudad y por donde vamos a movernos. Es por eso que nuestra primera recomendación es prepara tu viaje con antelación.

Inicia revisando el tráfico de tu ciudad con apps como Waze y Google Maps. Si usas Waze puedes aprovechar la función para ver el tráfico pronosticado en el futuro. Abre la app de Waze y selecciona tu destino. Acto seguido encuentra el botón que dice Ver más horarios y seleccionalo también. Aquí podrás ver tu tiempo estimado de duración de tu viaje a diferentes horas. Asi podrás decidir en qué momento es mejor realizar tu viaje (en caso de que salir después sea una opción).

Otra manera en que puedes preparar tu viaje es revisando diferentes rutas que te lleven a tu destino. Algunas rutas suelen estar congestionadas en ciertos momentos. Intenta evitarlas de ser así cuando conduzcas. Otras rutas en cambio, pueden ser más largas en distancia pero tener menos congestión de vehículos. Tu velocidad promedio será más alta y llegarás antes a tu destino.

Finalmente si estas en ciudades como Bogotá, Barranquilla y Medellín asegurate de no salir en Pico y Placa. Esto puede ser un dolor de cabeza y más en un trancón.

El Pico y Placa es una restricción donde los vehículos cuyas placas terminen en ciertos dígitos no pueden transitar en ciertos momentos. Por ejemplo en Bogotá, los vehículos terminados en pares no pueden transitar en días pares. Así se reduce la congestión de vehículos y se incentiva el uso del transporte público.

Conduce con tranquilidad

La primera regla para conducir en trancón es mantener la calma y conducir con tranquilidad.

Los conductores suelen estresarse fácilmente. El ruido de los carros, el claxon (en ciudades como Bogotá se les dice pito), el afán de llegar al destino. Todo esto se puede sumar y ayudar a estresar al conductor y pasajeros. Puede hasta convertirse en una situación incómoda con otros conductores.

El gran lío con esto es que estresarse no ayuda en nada y solo genera problemas. Tu manejo se vuelve más ofensivo, la probabilidad de accidente aumenta e incluso puedes ganarte una pelea innecesaria con tus pasajeros. Estresarte no va a hacer que llegues más rápido así que conduce con tranquilidad. Al final, todos los carros alrededor tuyo también están en el mismo trancón que tu.

Efecto cremallera

Al momento de llegar a una intersección, recuerda siempre usar el efecto cremallera. Este es un dicho común que se traduce en un significado muy sencillo. Consiste en que después de que un carro de un lado pasa, debe pasar un carro del lado contrario. O puesto en palabras más sencillas. Si el carro que va adelante tuyo ya paso, el siguiente turno le corresponde a un vehículo proveniente del otro carril.

El gran uso de seguir esta regla, es que ambos sentidos siempre van a estar en constante movimiento. Ningún carril va a mantenerse estático todo el tiempo y todos los conductores que estemos en el atasco lo agradeceremos. Los conductores que coinciden contigo en la intersección también lo agradecerán pues será más sencillo para todos movilizarse hacia la salida.

Evita distracciones

Nada peor al conducir que las distracciones. Puede causar sustos, accidentes y en el peor de los casos personas muertas. El problema es que estas distracciones pueden ser de todo tipo.

Mencionamos en este apartado la más común que es los mensajes de texto en el celular. Esto incluye WhatsApp, Messenger y otros. Debemos ante todo nunca mandar mensajes al conducir. Puedes pedir a uno de tus pasajeros que escriba el mensaje por ti en tu celular. Si vas solo tienes dos opciones. La primera es parar a un lado de la vía, mandar el mensaje y luego si continuar tu trayecto. La segunda es llamar al destinatario con el manos-libres. (Más adelante hay un consejo con respecto a esto).

Otras distracciones al conducir que debes evitar son:

  • Comer
  • Jugar juegos en el celular
  • Maquillarse (Muchas mujeres lo hacen al conducir)
  • Ver un video
  • Distraerse con el paisaje o con algo diferente a la vía por donde conduces

Usa los espejos de tu carro

Al momento de conducir en trancón, tendremos que cambiar de carril varias veces. Esto sucede para girar, evitar accidentes, evitar obstáculos, o simplemente por que tenemos que hacerlo. En estos momentos es cuando tus espejos juegan su mayor papel. Motos, camiones, peatones y bicicletas. Puedes colisionar con cualquiera de ellos si no tienes cuidado. Úsalos con cuidado y anticipación. Tomate tu tiempo y toma la decisión cuando estés seguro. La duda puede causar problemas y es mejor evitar cualquier accidente o inconveniente.

La recomendación aquí es hacerlo con el mayor tiempo posible. Es decir, si tienes que girar a la derecha, intenta colocarte en ese carril varios metros antes. No esperes hasta último momento para hacer el cambio. Asi podrás hacerlo seguro valiendote de tus espejos con plena confianza y tranquilidad del asunto.

Revisa la gasolina AL CONDUCIR EN TRANCÓN

En conducir en trancón y atascos los carros gastan mucha más gasolina. Esto se debe a que el vehículo está encendido en muchos momentos donde no está en movimiento. Se genera un consumo de combustible que puede llegar a ser un problema. Y lo decimos porque como conductor debes estar pendiente de no vararte por falta de combustible. Si sales de tu origen con el tanque casi vacío, es posible que no logres llegar a tu destino por falta de gasolina.

Recuerda también que algunos vehículos consumen más que otros. Generalmente esto sucede en carros de gran tamaño como camionetas o vehículos de lujo. Los más economizadores suelen ser los carros de peso y tamaño pequeño. Algunos ejemplos son los Chevrolet Spark o el Kia Picanto que tienen fama de ser ahorradores de combustible por su pequeño tamaño.

Nuestra recomendación es siempre revisar el nivel de combustible antes de salir. Así podrás planear con tiempo si necesitas detenerte en una estación de servicio a reponer combustible. Mejor prevenir que lamentar.

Respeta las señales de tránsito

Respetar las señales de tránsito y los semáforos no debe ser solo en los trancones. Debe ser en todo momento. Estos elementos están ahí por una razón y es seguridad y orden. No los colocaron para hacer tu día o trayecto más complicado de lo que ya es por el trancón. Siempre, siempre y siempre debes respetar estas señales. No te expongas a ser multado y causar un accidente. Incluso podría llegar a atropellar a un civil por saltarte un semáforo en rojo. Además si lo pasarás en rojo muy posiblemente avanzarias tan poco que no ahorrarias nada de tiempo en tu viaje.

Recomendación: Siempre sigue las reglas de tránsito. Es en serio y lo repetiremos cuantas veces sea posible.

Cuidado con la lluvia

Los cambios climáticos es algo que no podemos controlar. Llueva, truene o relampaguee nos toca vivir con eso. El problema viene cuando conducimos en condiciones adversas. Es muchísimo más fácil conducir en un día soleado y sin nubes. Pero como no siempre es el caso, debemos estar preparado para todo.

En el caso de la lluvia, que suele ser el más común, hay que tener cuidado con las vías. Los neumáticos frenan en mayor distancia así que procura guardar más espacio con el carro de enfrente. Si tus neumáticos están lisos es aún peor. Eso dado que pierden agarre total y puedes no frenar tu vehículo. Asegurate de que siempre tengan el nivel correcto.

Al llover también se ve afectada la visibilidad. No es sencillo ver a los otros carros, peatones, motos, ni bicicletas. A veces ni siquiera es fácil ver la vía. Es por eso que te recomendamos estar siempre atento a todo. Prende las luces de ser necesario. Y coloca los parabrisas a una velocidad que te permita ver mejor. Disminuye la velocidad y sigue siempre las normas de tránsito. Así llegarás sano y salvo a tu destino.

Finalmente asegurate de tener cuidado con las imperfecciones en las vías. La lluvia suele cubrir cualquier bache o hueco que haya en tu camino. Si pasas sobre él y peor aún si estás frenando, puedes pincharte, estallar la llanta o incluso causar un accidente. Maneja siempre con precaución y a velocidades bajas con lluvia.

Maneja a la defensiva

Uno de los consejos que más solemos escuchar de otros conductores es manejar a la defensiva. Conducir de manera defensiva significa siempre esperar lo peor de otros conductores. Es decir que no te van a dar espacio, se te van a cruzar o van a frenar bruscamente. También puede ser que van a acelerar rápidamente, insultarte, o intentar cerrarte el espacio.

Puede que estos gestos suenen exagerados pero al largo plazo se pueden convertir en realidad. Conducir defensivamente te dará la ventaja. Te ayudará a evitar accidentes. A proteger tu vida y la de tus pasajeros. A llegar sano y salvo a tu destino. No arriesgues por sacar un poco de tiempo. Lo más probable es que no llegues más rápido y si puedes verte involucrado en una accidente.

No te enojes

Este consejo va muy de la mano con el consejo anterior. Enojarse es de las peores emociones que podemos tener al conducir. No solo no sirve de nada sino que puede poner nuestras vidas y las de otros en riesgo. Enojarse incluye gritar, estresarse, o insultar. Enojarse incluye también manejar ofensivamente, tratar de generar inconvenientes a otros al conducir (como cerrarle el paso a otro vehículo porque estas enojado con ellos) y la peor de todas que es bajarse del carro a generarle problemas a otros conductores. Por favor, intenta relajarte, respirar y conducir con calma. Ponerse furioso no soluciona nada y si puede causar muchos inconvenientes. Busca controlarte y ya veras que todo estará mejor al salir del trancón.

Conduce a baja velocidad

Conducir en trancón ya de por sí significa ir a baja velocidad. A la larga eso es un trancón ¿no?. Un atasco de carros donde nadie puede moverse de manera fluida. ¿Entonces porque la recomendación es conducir a bajas velocidades?

La respuesta está en dos diferentes momentos del atasco. El primero es al dejar de conducir en trancón. Cuando ya sales de este, solemos acelerar bastante. Algunos conductores incluso empiezan a hacer algún tipo de carreras. Aunque la velocidad se puede aumentar, muchas conductores también debieron conducir en trancón. El flujo de carros está muy alto y la probabilidad de accidente aumenta.

El segundo escenario sucede cuando al conducir en trancón se abre un espacio entre dos vehículos. Generalmente el conductor que tiene el espacio suele avanzar. Sin embargo si otro carro busca ingresar en ese momento, alguno de los dos puede accidentarse de acelerar bruscamente. Es por eso que todo movimiento debe hacerse con cautela y siempre atento a los alrededores.

Usa las direccionales

Usar las direccionales es clave en estos momentos. Indican a otros conductores nuestras intenciones de cambiar de carril o hacer un giro. También puede ser la indicación de un movimiento o un obstáculo. En todo caso su uso es completamente recomendado.

En el caso de los trancones, son especialmente útiles para indicar el cambio de carril. Generalmente para ingresar a un espacio recién creado entre dos vehículos. El carro de atrás podrá saber tu intención y así prepararse para ello. Se evitan entonces accidentes y la movilidad del atasco no se ve perjudicada. Recuerda siempre revisar que tus direccionales esten funcionando en tu carro correctamente.

Utiliza manos-libres

Lo escuchamos de manera frecuente en las noticias y comerciales. Tanto de televisión, como de radio, como en pancartas publicitarias. Cuando vamos a conducir en trancón, o en carretera, o en ciudad sin trancón hay que usar el manos-libres para tener una llamada. Por favor, nunca contestes sin manos-libres. Ya existen suficientes muertos a causa de conductores imprudentes.

Muchos carros vienen equipados hoy en día con funciones bluetooth. Estos vehículos pueden conectarse a tu teléfono móvil y transmitir la llamada en el altavoz del carro. De esta manera siempre podrás estar atento a la vía. Conducir en trancón no es fácil. No lo vuelvas más difícil siendo imprudente. Nuevamente, puedes accidentarte o causar la muerte de alguna persona.

Enciende las luces

Encender las luces suena como algo supremamente básico. Es algo que todo conductor sabe hacer. Sin embargo seguimos encontrando personas que al conducir en trancón no encienden las luces cuando deben. Esto incluye situaciones tales como:

  • En climas adversos: Si está lloviendo, no importa si es una pequeña brizna o si está relampagueando.
  • Si está de noche o está oscureciendo: Esto incluye momentos del día donde la visibilidad es muy baja.
  • En túneles y deprimidos: Estos son sitios oscuros por naturaleza y otros carros o peatones pueden no vernos si no llevamos las luces encendidas.
  • En sitios mal iluminados: Puede sonar lógico pero al conducir a veces no nos damos cuenta de llevar las luces apagadas en este tipo de sitios.

Afortunadamente cada vez más carros vienen equipados con los sensores automáticos de luz. Estos detectan la cantidad de iluminación en el ambiente y prenden las luces acorde a esta información. Incluso son capaz de ajustar su intensidad de ser necesario. Si llevas este sistema en tu carro, no olvides llevarlo encendido en todo momento.

Usa el freno de mano

Usa el freno de mano al conducir en trancón. Esto tiene una explicación supremamente sencilla. Aún así varios conductores no la conocen

Cuando detenemos el carro en un trancón, es difícil determinar si estamos en un terreno plano. Usualmente nuestra visibilidad está reducida por otros vehículos y la vía no es fácil identificarla. Nuestros sentidos pueden engañarnos en pensar que estamos en un sitio plano. Si no lo estamos y soltamos el freno, el carro puede empezar a rodar por sí solo. En el peor de los casos golpearemos sin querer al vehículo de enfrente o al de atrás.

Esta situación es sencilla de evitar. Cada vez que te detengas, coloca el freno de mano. De esta manera si sueltas el freno de pedal y el carro no esta plano, tu vehículo se mantendrá en la misma posición. No correras riesgo de golpear otros carros y podrás estar tranquilo en todo momento.

Recuerda siempre retirar el freno de mano para avanzar al conducir en trancón.

Utiliza WAZE y google maps

Nuestros teléfonos inteligentes son denominados inteligentes por una razón. Y es que nos pueden ayudar de muchísimas formas casi impensadas hace unos años. Al conducir pueden ayudarnos también de varias formas. Ya hablamos anteriormente de Waze y Google Maps. En este caso volvemos a hablar de ellas.

Ambas apps pueden guiarte por el tráfico para llevarte a tu destino en el menor tiempo posible. Pueden darte paso a paso (también conocido como giro a giro) indicaciones para seguir tu ruta. No solo llegarás más rápido. También conocerás nuevas rutas para futuras ocasiones que pases por esos lugares.

Si vas con acompañante en el carro, solicitale que te ayude con las indicaciones. Ellos podrán darte el paso a paso de estas apps de manera segura. Tú podrás estar concentrado en conducir tranquilo. Si vas solo, coloca tu dispositivo en un lugar donde no te distraiga. Acto seguido enciende el altavoz. De esta manera, Waze o Google Maps te guiarán hasta tu destino sin tener que mirar la pantalla de tu celular.

Guarda distancia AL CARRO DE ENFRENTE

Esta es una de las recomendaciones más sencillas de todas. Aún así muchos conductores no la saben practicar correctamente. El concepto es sencillo: Deja suficiente espacio entre tú y el carro de enfrente. Estoy seguro que estarás de acuerdo en que no es difícil de entender. Pero seguimos viendo como varios carros en un trancón se estacionan a menos de 1 metro de nuestros vehículos.

En MiMecánico te lo pedimos desde el fondo del corazón. Por favor deja espacio con el carro de enfrente. El conductor de adelante estará más tranquilo, tú también y nosotros también. Todos ganamos. Evita accidentes de manera sencilla. Ahorrarás dinero, tiempo y sobretodo un buen dolor de cabeza. Conducir en trancón no es agradable. Llegar a tu destino sano y salvo si lo es.

Deja espacio en arrancadas en subida

De la misma manera que hay que guardar distancia en trancón, hay que guardar distancia en subidas. Esto es probablemente mucho más importante que en trancones donde todo es plano o aparentemente plano. Si no dejas espacio con el carro de adelante, es posible que se ruede y te golpee sin querer. O peor aún, puedes ser tú el que te ruedes y golpees al carro de atrás.

Es por eso que la recomendación es siempre dejar bastante espacio en arrancadas en subida. Un accidente es sencillo que suceda en estos casos sobretodo si alguno de los conductores no tiene tanta experiencia en conducir en subidas.

Respeta a los carros de enseñanza

Los carros de enseñanza solemos verlos en las calles a diferentes horas del día. También es fácil encontrarlos en diferentes lugares. Esto se debe a que las academias suelen hacer clases en diferentes situaciones con el fin de capacitar lo mejor posible a los próximos conductores. Ellos deben aprender a conducir en trancón, aprender a arrancar en subida, parquear en reversa, etc.

En trancón solemos no tener mucha paciencia con estas personas. Suelen demorarse en arrancar, cruzarse bastante mal e incluso no poner las direccionales. Sin embargo hay que buscar tenerles paciencia y respetarlos. Todos pasamos por esa fase de aprendizaje en donde ellos están. Pitarles, insultarlos o cerrarles el paso no ayudará en nada. Sin embargo puede que eso si les cause a ellos más estrés del que posiblemente ya tienen.

No intentes recuperar el tiempo perdido

Tanto cuando estás en el trancón como cuando sales de él, es normal querer recuperar tiempo perdido. Posiblemente te dirigias a una reunión de trabajo, a una cita médica, a verte con amigos o simplemente hacia tu casa. En cualquier caso, no intentes recuperar ese tiempo perdido. Te damos las razones a continuación.

En el caso de estar en trancón el buscar recuperar tiempo perdido generará varios cambios. El primero es el movimiento de zigzag que puede llevarte a un accidente. Incluso puede demorarte más tiempo. El segundo es que subirá tu nivel de estrés. Ya lo hablamos antes, esto no es buena idea. Tercero, tu conducción será más agresiva. Esto quiere decir que la probabilidad de un accidente aumenta exponencialmente.

Al salir del trancón pasa algo parecido. Lo primero es que la conducción también se vuelve agresiva. Solo que en este caso es a altas velocidades exponiendo aún más tu vida y la de los demás. Segundo, aún cuando aceleres, la cantidad de carros saliendo del trancón es alta. La probabilidad de accidente sube de manera drástica. Finalmente aún si logras avanzar rápidamente, lo máximo que lograrás ahorrar será un par de pocos minutos. El riesgo es muy alto para todo lo que puedes ahorrar/ganar.

Abre paso a los vehículos de seguridad, ambulancias y emergencias

Al conducir en trancón no solo estás tú en escena. También están contigo otros autos, buses, taxis, camiones, motos etc. Entre estos encontramos vehículos de seguridad, ambulancias y emergencias. A diferencia de muchos carros en el trancón, estos vehículos si necesitan avanzar rápido. Cada segundo que pasa para ellos, puede poner en riesgo la vida de muchas personas. Estos vehículos no están jugando. Están salvando vidas.

Piensa que el día de mañana, estos vehículos pueden jugarse la vida por ti. O por un familiar, o por un amigo o por un compañero de trabajo. A todos nos gustaría que en ese caso estos vehículos llegaran lo antes posible. Para que esto suceda, todos debemos darles paso tan pronto sea posible. No esperes a que lleguen a tu posición. Abreles paso tan pronto puedas. El conductor y las personas directamente involucradas te lo agradecerán. Nosotros también lo haremos.

Ten siempre a la mano los números de emergencia

Hablando de emergencias, nadie está exento de estar en una. Desafortunadamente a cualquiera le puede pasar un problema y es mejor estar preparados para ese momento. Para estos momentos es mejor estar preparado y tener los números de emergencia a la mano es posiblemente la mejor ayuda. En MiMecánico creamos nuestra app donde siempre encontraras estos teléfonos disponibles. Descárgala ahora para asegurarte de estar preparado para cualquier situación. Cuentales a tus amigos y familiares para que ellos también esten preparados en caso de emergencia.

Si no la puedes descargar no te preocupes. La seguridad de todos es lo primero para MiMecánico. Es por eso que colocamos los números de emergencia en Colombia a continuación. Asegurate de guardar este artículo y compartirlo con todos tus amigos y familiares. Mejor prevenir que lamentar.

 

NUMEROS DE EMERGENCIA EN COLOMBIA

Atención a desastres: 111

Policía: 112

Bomberos de Colombia: 119

Emergencias: 123

Ambulancias: 125

Policía de tránsito: 127

Cruz Roja Colombiana: 132

Defensa Civil: 144

Antisecuestro y Antiextorsiones – Gaula Ejercito: 147

CAI de la Policía Nacional: 156

DIJIN; 157

Gas Natural: 164

Antisecuestro y Antiextorsiones – Policía: 165

Denuncias de corrupción policial y/o abuso de autoridad: 166

Avisa en tu destino

Avisar en el destino que vas en trancón es una de las mejores prácticas que puedes tener. Tanto tus familiares, como tus amigos, compañeros de trabajo o quien te esté esperando te lo agradecera muchisimo. Sabrán que estás bien, podrán organizar su tiempo de mejor manera y te permitirá a ti estar más tranquilo a la hora de conducir.

Aprovecha el tiempo con un audiolibro

Finalmente queremos recomendarte uno de los tips que más funcionan a la hora de conducir en trancón. Este es el de escuchar un audiolibro mientras manejas. Un audiolibro es, literalmente, un libro en formato de audio. Los hay sobre todos los temas, en todos los idiomas e incluso con diferentes voces. De esta manera podrás aprovechar tu tiempo para conocer de algo nuevo, aprender un nuevo idioma, o por qué no, escuchar tu novela favorita.

Esperamos esta guía haya sido de tu agrado. En MiMecánico hicimos un gran esfuerzo para recopilarla para ti y evitarte problemas y accidentes. Compartela con tus amigos, y familiares o en tus redes sociales. Eso nos motivará a seguir creciendo y crear más artículos útiles para ti.

Si te gusto este artículo te puede interesar:

HISTORIA Y FUNCIONAMIENTO DEL AIRE ACONDICIONADO

CÓMO REVISAR LA PRESIÓN DE LAS LLANTAS

MOTOS DE 2 TIEMPOS Y 4 TIEMPOS, DIFERENCIAS, VENTAJAS

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más