Sistemas de seguridad en los carros

por | Ago 6, 2018 | Cuidado de tu vehículo | 0 Comentarios

Circular en un automóvil puede ser una actividad que se refiera a varios propósitos. Se puede utilizar un vehículo como medio de transporte para ir al trabajo o para movilizarse por la ciudad. Así mismo se puede utilizar un carro como un hobby. Es el caso de los carros antiguos y clásicos, en donde el propósito es el de transitar por las vías, disfrutando del vehículo. Independientemente de cual sea el propósito, es indispensable mantener siempre el más alto nivel de seguridad. Aquí es donde entran en acción los sistemas de seguridad.

Para tener un viaje seguro la responsabilidad recae casi completamente en el conductor. Sin embargo, debido a los grandes avances que se presentan en el área de la tecnología automotriz, los carros cuentan con sistemas que ayudan a mantener la seguridad antes, durante y después de un accidente.

En el siguiente artículo presentaremos algunos de estos sistemas y sus principales funciones.

Tipos de sistemas de seguridad

Los sistemas de seguridad de los carros se pueden dividir en dos grandes grupos. Los pasivos y los activos:

  • Sistemas de seguridad activos: Son aquellos sistemas o grupos de objetos que ayudan a prevenir los accidentes. Es decir, aquellos que contribuyen a la eficacia y al correcto funcionamiento de los componentes del vehículo para evitar accidentes. Por ejemplo, los neumáticos, los frenos ABS o el control de tracción.
  • Sistemas de seguridad pasivos: Son aquellos que entran en juego una vez ocurre el accidente. Es decir, son aquellos que una vez ocurrido el accidente ayudan a minimizar los daños y heridos. 

NEUMÁTICOS

Los neumáticos son el primero de los sistemas de seguridad activos presentes en todos los automóviles. Para que se cumplan todas las funciones de las llantas, es importante que los neumáticos estén en un buen estado. De esta manera se podrá garantizar la seguridad y un buen funcionamiento.

Dentro de las principales tareas que cumplen los neumáticos encontramos:

  • Estabilidad: Un buen compuesto de neumáticos debe ser capaz de soportar la energía que lleva el carro. Esto en un giro, una aceleración o desaceleración, siempre manteniéndolo en una posición estable.
  • Diferentes ambientes: Normalmente las llantas con las que cuentan nuestros carros son llantas “All-Season”. Significa que están hechas para poder cumplir con el propósito, sin importar la estación en la que nos encontremos. En caso de lluvia son llantas que funcionaran normalmente al pasar por agua. Lo mismo sucede con los cambios de temperatura. Están hechos para soportar frío o calor sin perder su propósito.

Ahora bien, es importante que las llantas se encuentren en condiciones óptimas y no expuestas a situaciones extremas. La presión y el desgaste deben estar dentro del rango del fabricante para que funcionen de una manera normal. Así mismo el uso que se les da no debe exceder los límites que soportan. Es decir, si las utilizamos constantemente sometiéndose a movimientos como derrapes, la vida útil de los neumáticos se afectara mucho más rápido de lo normal.

FRENOS

El siguiente sistema que siempre está presente en los automóviles son los frenos. La habilidad de frenar es uno de los objetivos básicos para la circulación correcta de un carro. Por lo tanto es indispensable que trabaje de una manera óptima para mantener la seguridad en todo momento. Los siguientes son algunos sistemas que se implementan en los frenos para hacerlos más eficaces y seguros.

  • ABS (Anti-lock Braking System): Los frenos ABS permiten en un frenado fuerte que las llantas no permanezcan bloqueadas. Es decir, cuando se bloquean las llantas el sistema se encarga de mantenerlas girando para no perder agarre. De esta manera se reduce la distancia de frenado y permite efectuar maniobras de giro mientras se frena.
  • ESP (Electronic Stability Control): El sistema ESP se encarga de mantener la dirección elegida por el conductor durante el frenado. Esto se logra mediante un  mecanismo que frena las ruedas por separado reduciendo así el derrape. Actualmente se está implementando en Europa pues reduce en gran cantidad los accidentes por derrapes.
  • AEB (Automatic Emergency Braking): Este es probablemente uno de los sistemas de seguridad más novedosos actualmente. Su función es la de frenar automáticamente en caso de detectar riesgo de colisión. Esta frenada autónoma se logra mediante el uso de ciertos sensores en la parte delantera del carro. Detectan cuando el conductor no frenó y existe otro carro detenido en frente. Funciona comúnmente a bajas velocidades como en el tráfico de la ciudad.

CONTROL DE TRACCIÓN Y DIRECCIÓN ASISTIDA

Dentro de otros sistemas de seguridad activos está el control de tracción. Se encarga de mantener el control de las ruedas evitando que patinen para así no perder tracción y agarre en ningún momento, manteniendo la estabilidad del vehículo.

La dirección asistida es otro sistema activo. Permite que a bajas velocidades el timón sea más suave. A medida que aumenta se pone más rígido para evitar acciones que nos hagan perder el control.

Ahora bien, dentro de los sistemas de seguridad pasiva encontramos varios que son obligatorios y comúnmente conocidos.

CINTURÓN DE SEGURIDAD

El cinturón de seguridad es uno de los sistemas mandatorios pasivos que encontramos en los vehículos. Este se encarga de mantener al pasajero en su posición en caso de un accidente o movimiento brusco. La fuerza provocada haría que los pasajeros se salieran de su silla posiblemente ocasionando golpes y heridas graves.

El cinturón de seguridad de tres puntos es uno de los mejores sistemas con los que cuentan los carros. Está demostrado que reduce en gran cantidad el riesgo de muerte frente a un accidente de tránsito.

AIRBAGS

Este sistema es utilizado en la mayoría de los carros que se fabrican hoy en día. Funciona al momento de un impacto en un vehículo. Una reacción química o un gas infla una bolsa de aire y la ubica en el momento correcto en diferentes posiciones. De esta manera la bolsa recibe el impacto evitando lesiones graves de los pasajeros. Es importante que el cinturón esté en su lugar pues en muchos casos trabaja en conjunto con los airbags.

ESTRUCTURA DEL CARRO

La carrocería de un automóvil está diseñada para soportar el impacto de un accidente. Se logra deformándose de una manera en la que se reduzca el daño a los ocupantes del vehículo. La carrocería absorbe la energía del impacto en la parte externa siempre protegiendo la parte interna donde están los pasajeros.

BARRA ANTIVUELCO

Las barras antivuelco están diseñadas para volcamientos de los vehículos. Permite que el techo del carro no se aplaste sobre los ocupantes. Por el contrario mantiene la forma de la carrocería sin deformarse.

RECOMENDACIONES

Como los anteriores existen cientos de sistemas tanto activos como pasivos. Ayudan a mantener la seguridad de los ocupantes de un vehículo en condiciones normales o en un accidente de tránsito. Ahora bien, es importante que para que todos estos sistemas trabajen de manera completa y efectiva se tengan ciertos cuidados.

  • Realizar las revisiones de mantenimiento requeridas por el fabricante.
  • Hacer revisiones preventivas como son el aire de los neumáticos, el estado del aceite y la revisión de las pastillas de freno.
  • Utilizar siempre el cinturón de seguridad.
  • En caso de necesitar un arreglo o cambio en alguna pieza del carro hacerla en un lugar especializado.
  • Seguir siempre las normas de tránsito para evitar accidentes.

Fuentes: aprendemergencias, motorpasion

Si te gusto este artículo te puede interesar:

CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA DE COMBUSTIÓN DE UN MOTOR

APRENDE A PARQUEAR EN REVERSA Y EN PARALELO

CAJA MANUAL VS CAJA AUTOMÁTICA VS CAJA TRIPTRONIC

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más