Buenos hábitos para cuidar tu carro

por | Ago 21, 2018 | Cuidado de tu vehículo | 0 Comentarios

Para muchas personas el carro hace parte de la familia. Aunque sea una máquina, representa mucho más que eso. Representa esfuerzo y dedicación pues para muchos es un camino largo obtener un automóvil. Por esta razón el cuidar tu carro es imprescindible desde un primer momento. Debes desarrollar buenos hábitos para alargar su vida útil. Tanto es así que el mercado de cuidados para carros en el país va desde simples lavaderos de carros, hasta talleres especializados en el cuidado de la pintura exterior.

Cuando una persona adquiere un carro usado o nuevo, debe buscar mantenerlo de la misma manera en la que se lo entregaron hasta el día en que lo venda. Incluso si es un carro usado debería buscar maneras de mejorar su estado con el tiempo. Todo esto pocas veces persiste debido a que los carros están en constante uso lo que los degrada de una forma rápida.

Ahora bien esto no es razón para que dejes de cuidar tu carro. El mantenimiento y cuidado es algo que nunca debe dejar de estar presente para que el estado sea óptimo. Existen muchos hábitos que aunque no los conozcas, pueden estar degradando la vida útil de tu máquina. Cuidar tu carro es tu responsabilidad. Nosotros queremos ayudarte a hacerlo mejor.

Buenos hábitos para cuidar tu carro

Lee el manual del propietario

Cada carro es fabricado de una forma diferente a la de otros automóviles así sean del mismo fabricante. Su mecánica es diferente, su carrocería también. Incluso sus motores pueden llegar a funcionar de maneras distintas. Por esto cada uno se opera de manera diferente y existen ciertos cuidados que se deben tener en algunas situaciones. Todos estos funcionamientos están especificados en el manual del propietario y son claves para cuidar tu carro correctamente.

Es muy importante que ante la compra de un carro nuevo o usado se revise detalladamente este instructivo. Te dará los conocimientos para saber cómo se utilizan todas las funciones del carro de la manera correcta. Así evitaras algunos de los malos hábitos de conducción.

En el manual encontrarás información de todo tipo que es de tu interés. Aquí te dejamos una breve lista con algunos de los temas más importantes que encontrarás:

  • Características del carro
  • Accesorios de tu automóvil
  • Mantenimiento y revisiones
  • Seguridad
  • Sistemas del vehículo
  • Qué hacer en caso de fallas
  • Números de contacto

Recuerda que siempre que tengas algún problema con tu carro, el manual es tu primera ayuda. Ya sea problemas con el combustible, los frenos, los neumáticos o incluso con los sistemas de seguridad. Cuidar tu carro no depende del fabricante. Depende de ti. Aprovecha este instructivo y siempre llévalo contigo en el auto. Si estás comprando un carro usado asegurate de revisar que venga con tu vehículo.

Realiza revisiones periódicas y lleva tu carro a mantenimiento

Cuidar tu carro a través de revisiones periódicas es el mejor seguro para una vida útil larga de tu vehículo. El mantenimiento es algo obligatorio para mantener el estado y el funcionamiento de cualquier máquina en su mejor punto. No solo debes realizar mantenimiento cuando algo falla. También debes asegurarte de hacer revisiones preventivas cada cierto kilometraje.

El mantenimiento se centra comúnmente en aspectos como el cambio de aceite, el cambio de los distintos filtros de los sistemas, al igual que distintos tipos de líquidos que necesitan ser reemplazados. También debes realizar mantenimiento con respecto a sistemas electronicos, neumaticos y de ser posible sistemas de seguridad.

Todo esto se debe a que hay productos que consumen su vida útil luego de ciertos kilómetros y son vitales para el funcionamiento del carro. Por ejemplo, en el caso del aceite, luego de varios miles de kilómetros este ya cumplió su trabajo. Está posiblemente gastado por lo que necesitamos ponerle un aceite nuevo para reemplazarlo. Es importante que conozcas cómo medir el nivel de aceite de tu carro.

En el caso de los neumáticos sucede lo mismo. El uso que les damos constantemente genera un desgaste continuo. Después de cierto tiempo es clave reemplazar tus llantas para asegurar que tus viajes sean seguros en todo momento y condición.

Finalmente asegurate de llevar tu vehículo únicamente a talleres mecánicos de confianza. No vas a poder cuidar tu carro si el lugar donde lo estas llevando no está haciendo el mantenimiento correcto. Incluso puede que sea el correcto pero te esten cobrando más de lo debido. Asegurate de ir a lo seguro con tus mecánicos.

Conduce de manera preventiva

La conducción preventiva es una técnica de manejo donde estamos alerta en todo momento ante cualquier situación o imprevisto que se pueda presentar. Esto incluye conductores agresivos y manejo imprudente de otros conductores. Así también como posibles incidentes en la ruta, desvíos o trancones/atascos inoportunos. Manejando preventivamente aseguras que podrás llegar sano y salvo a tu destino.

Conducir preventivamente también significa tener buenas prácticas de conducción. En palabras más sencillas, se inteligente y no cometas imprudencias. Revisa el estado de tu carro, cede el paso a otros vehículos y utiliza el sistema cremallera. Respeta las señales de tránsito, los semáforos y a los policías o agentes en la vía. Finalmente siempre asegurate de estar alerta pero no conducir de manera agresiva. También lograras evitar las multas más comunes de tránsito.

La conducción agresiva es tal vez el peor de los hábitos que puede tener un conductor. Ya sea que lo estés haciendo al conducir, o otros conductores sean agresivos contigo en la vía. Pueden ser aceleraciones fuertes o frenadas donde se bloqueen las llantas. Estas pueden llegar a activar los sistemas de seguridad. Los automóviles están diseñados para durar el mayor tiempo posible bajo unas condiciones normales en donde este tipo de actividades no ocurren. Por lo tanto si sometemos nuestros vehículos a este tipo de manejo todo el tiempo vamos a notar como el desgaste se presenta de forma más rápida. Esto sin contar que las probabilidades de un accidente aumentan exponencialmente.

Nunca conduzcas bajo la influencia del alcohol ni sustancias psicoactivas

Esta recomendación puede parecer lógica pero desafortunadamente muchas personas no la acogen. Por favor nunca conduzcan bajo la influencia del alcohol ni sustancias psicoactivas. Aquí no solamente pasamos de cómo cuidar tu carro sino a cómo cuidar la vida de cada quien y la de los demás. Cuando una persona conduce, está a cargo tanto de él como de los pasajeros que viajan en el auto. Es el completo responsable de llegar seguro desde el origen hasta el destino.

Si una persona bebe bebidas alcohólicas o consume sustancias psicoactivas, el cuerpo no responde correctamente. No está al tanto de lo que sucede alrededor, de su entorno. Sumar esto con conducción es una receta mortal. Incluso puede llegar a causar accidentes que involucren la muerte de personas ajenas al vehículo. Niños, mujeres, hombres, ancianos. Jugar con la vida de los demás es incorrecto.

Colocamos este punto en este artículo dada su importancia tan alta al conducir. En MiMecánico damos la mayor importancia a la vida de las personas. Cuidar tu carro es importante, si. Pero no hay nada más importante en la vida, que la vida misma.

Coloca atención a los testigos del tablero

Los testigos son la forma de comunicación que tienen todos los carros para alertar al conductor de ciertas situaciones anormales y emergencias. Para los que no los conocen bajo el nombre de testigos, son las luces que se encienden en tu tablero cuando el sistema quiere notificar alguna situación.

Por ejemplo encontramos testigos como el del freno de mano o el de las luces encendidas. Aunque no significan una situación de emergencia, si nos alertan para que estemos pendientes de algo. De la misma manera están los testigos de alta temperatura, chequeo del motor y otros. Estos requieren que tomemos acción lo más rápido posible para evitar daños permanentes. Por lo tanto recomendamos que al momento de encenderse uno de estos testigos se revise en el manual lo que significa para saber qué acción tomar. Te ayudará a cuidar tu carro constantemente y alargar su vida útil.

Usa las llantas con presión correcta

Cada carro cuenta con una guía de cuál es la presión ideal para cada llanta. Normalmente esta información puede ser encontrada en una calcomanía en el chasis. Casi siempre en el marco de la puerta del conductor. Si no se encuentra en este lugar esta información estará en el manual.

Usar esta presión es importante para no generar mayor desgaste del necesario o para evitar que las llantas se estallen en caso de demasiada presión. En el caso en que la presión sea muy baja puede presentarse el caso en el que el desgaste de las llantas sea disparejo. Lo mismo puede suceder cuando la presión es muy alta pues se gastará más el neumático en el centro y menos en los lados.

En caso de pinchazo es importante saber cómo cambiar una llanta correctamente. Desafortunadamente el conductor promedio no conoce cómo realizar este procedimiento. Cuidar tu carro al cambiar una llanta es sencillo pero requiere conocer el paso a paso. En caso contrario se puede volver una situación muy incómoda. Puedes revisar nuestra completa guía de cómo cambiar una llanta.

Conduce con suficiente combustible

Los tanques de gasolina normalmente cuentan con una capacidad de más de 10 galones o 38 litros aproximadamente. Esto suele ser suficiente espacio para realizar largos viajes, o múltiples trayectos de corta distancia. Sin embargo suele suceder constantemente que los conductores permiten que su carro llegue a reserva para tanquear nuevamente. Recordemos que la reserva es nuestro último espacio de combustible antes de que el carro se detenga completamente.

Los residuos y la suciedad de la gasolina casi toda está en el fondo del tanque debido a que su peso los hace dirigirse al fondo. Si utilizamos el carro en la reserva de combustible es posible que el carro a falta de gasolina empiece a succionar aire y succionar estos componentes. Estos residuos generan que el motor sufra porque no está funcionando con los componentes correctos y no te permite cuidar tu carro de manera óptima. Es por eso que la recomendación siempre es usar el tanque con suficiente combustible. Preferiblemente con la gasolina de mayor calidad o mayor octanaje. En Colombia es lo que solemos llamar como gasolina Premium o Extra.

CalIENTA el motor CORRECTAMENTE

Calentar el motor antes de arrancar es una práctica que se debe realizar siempre antes de cualquier recorrido. El aceite debe llegar a cierta temperatura para poder circular de forma correcta. Aunque muchos prefieren calentar el carro sin moverse, la forma correcta de hacerlo es con el carro en movimiento los primeros kilómetros. Sin embargo se debe hacer a una velocidad muy baja. Esto permite que todos los sistemas trabajen de una forma suave pero correcta.

Es cierto también que los motores modernos están diseñados para minimizar esta práctica lo más posible. Dado que muy pocos conductores toman esta práctica, los fabricantes se ven obligados a tomar medidas para mejorar la calidad de sus motores. Sin embargo siempre es buena idea calentar el motor de la manera correcta mencionada anteriormente. Al fin y al cabo cuidar tu carro depende de ti.

MUEVE EL TIMÓN SOLO CON EL CARRO ENCENDIDO

Todos alguna vez hemos movido el timón o la dirección del carro con este estático. La dirección del carro siempre debe moverse con el carro en movimiento para no forzar los mecanismos que lo componen. Esto se debe principalmente a que cuando el carro esta en movimiento, sus sistemas están activos también. Muchos de estos sistemas son electrónicos y necesitan energía del automóvil.

Al mismo tiempo que las llantas estén girando ayudan al correcto giro de todo el mecanismo. Permiten ir en cualquier dirección y ayuda a que la fricción sea menor a la que se generaría en el caso de que el carro se encuentre en una posición estática al presentar mayor esfuerzo.

Recomendaciones para cuidar tu carro

Cuidar tu carro es clave para alargar su vida útil. Sus sistemas y mecanismos deben estar en condiciones óptimas. Aunque el motor puede ser considerado como el elemento más importante del carro, todos sus sistemas son importantes. Esto no quita que el motor es el corazón del vehículo y también hay que cuidarlo.

Si se presenta una falla de alguno de los sistemas secundarios del automóvil, podremos continuar con el recorrido teniendo en cuenta algunas medidas de seguridad. Por lo tanto es de vital importancia tener en cuenta los anteriores tips para disminuir los riesgos que se puedan presentar y prolongar la vida útil del carro.

Si te gusto este artículo te puede interesar:

LOS CARROS AUTÓNOMOS YA ESTÁN AQUÍ

DONDE COMPRAR CARROS USADOS EN BOGOTÁ

HISTORIA Y FUNCIONAMIENTO DEL AIRE ACONDICIONADO

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más