Cuidado del interior del carro

por | Ago 22, 2018 | Cuidado de tu vehículo | 0 Comentarios

El cuidado de un carro es uno de los temas más variados dentro del mercado automotriz. Hoy en día existen lugares que se especializan en todos los aspectos de nuestros vehículos. Desde el cuidado de la latonería y la pintura hasta lugares que se dedican a cuidar la tapicería de los asientos y los tapetes del carro. Un carro nuevo es una experiencia que le genera una satisfacción a cualquier conductor.

El olor a nuevo, lo ajustado de la carrocería y otros aspectos más van desapareciendo con el tiempo. Para algunos son algunas de las características más valiosas de los carros. Aunque sí existen algunas que se pueden recuperar hay otras que no. En el siguiente artículo presentaremos algunas guías para el cuidado del interior de tu carro.

Al llevar el carro a un lavadero de autos, muchas veces el exterior es lo que más nos importa. Es el que más fácil se ensucia y es más fácil notarlo. Cuando llueve, toda el agua que queda en las calles es levantada por las llantas de los carros y cae sobre la carrocería. Dejando las manchas de unas pequeñas gotas sucias que al ensuciarse dañan la perfecta apariencia de nuestro automóvil.

Por otro lado el cuidado del interior depende del cuidado y la suciedad que nosotros mismos generamos. Esto también incluye a nuestros pasajeros. Normalmente también encontramos algo de polvo que proviene de afuera. Por lo tanto es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones para que puedas tener un gran cuidado del interior del carro y se mantenga en un estado impecable.

Cuidado del interior del carro

Ensuciar lo menos posible

Lo primero que se debe tener en cuenta para mantener un cuidado del interior es evitar ensuciarlo. Suena lógico pero muchas personas no tienen ningún hábito para no hacerlo. Muchas veces no nos damos cuenta de que estamos manchando nuestro carro con comida, residuos y otras sustancias.

Por ejemplo, en muchos casos el techo del carro por la parte interior es de un color claro. Este normalmente está recubierto por una tela que se ensucia de una manera muy fácil. Para evitar que se ensucie lo más fácil es evitar tocarlo. Es usual contar con mugre en las manos que con el simple contacto se transfiere al techo. Especialmente después de comer pues tenemos las manos grasosas y la grasa se pega muy fácil y deja una sensación de suciedad en el acabado.

No dejes basura

De la misma forma muchas veces metemos al carro basura que luego evitamos sacar. Ya sea la envoltura de un chicle o un vaso desechable de café o una botella de líquido. Independientemente de lo que sea, es importante que esta basura no se quede en el carro. Puede contener elementos que caen sobre la tapicería o algún otro acabado manchandolo.

Para lidiar con este problema una solución que se ve mucho en el país es el de mantener una bolsa en el carro que sea destinada únicamente para basura. De esta forma podemos botar todo lo que necesitemos en el recipiente sin tener que ensuciar el carro. Al final del día se desecha la bolsa y nuevamente la podemos reutilizar un par de veces dependiendo del estado para mantener nuestro carro en un estado óptimo.

Tapetes de carro

Otro de los mayores problemas en cuanto a la suciedad interna del carro son los tapetes de los pies. Muchas veces estos son de un material suave que absorbe la suciedad de una manera instantánea dejando manchas visibles. Para evitar este tipo de suciedad, es recomendable adquirir tapetes de algún material que sea capaz de recoger la suciedad y de limpiar fácil como plástico o caucho.

Estos tapetes son muy comunes y por lo tanto se pueden adquirir hasta en el almacén del mismo fabricante. En el caso de que por estética no se quiera adquirir este tipo de tapetes a continuación proponemos algunas técnicas para el lavado de  los tapetes.

Los tapetes o las alfombras del carro son uno de los elementos que más tiene que soportar suciedad. Muchas veces nos subimos al carro con las suelas de los zapatos con arena o tierra que traemos de la calle y esta recae directamente en la alfombra. Los tapetes siendo de un material delicado y suave requieren de ciertos cuidados.

Sacar los tapetes

Lo primero que debemos hacer para limpiar los tapetes es sacarlos. Estos están diseñados para poder retirarlos fácilmente. Normalmente cuentan con una sección de velcro en la parte inferior que se conecta con el suelo del carro para que no se resbalen. Una vez estén afuera lo siguiente es aspirar el piso. Es común que algunas de las partículas de mugre caigan al suelo fuera de los tapetes así que debemos aspirar. Una vez aspirado es importante pasar un trapo húmedo para poder recoger las partículas que quedan y que la aspiradora no pudo succionar. De esta manera nos cercioramos de que el piso del carro este en el mejor estado posible.

Sacudirlos

Una vez los tapetes están afuera debemos verificar que tan sucios se encuentran. Si la suciedad es solo un poco de polvo con sacudirlos y pasarles un trapo húmedo será suficiente para que se vean como nuevos. Ahora bien en el caso en el que necesitemos hacerle una limpieza más profunda debemos tener en cuenta el material.

Limpiar los tapetes

Al momento de limpiar los tapetes es importante tener en cuenta de que material están fabricados. En el caso de que los tapetes sean de un material duro como caucho o plástico con un simple trapo mojado o con el uso de una manguera los podemos limpiar. No se demorarán mucho tiempo en secar ya que el agua no se absorbe.

Ahora bien, si los tapetes del carro son de un material suave que va a absorber el agua tenemos que tener en cuenta que si les echamos agua se demorarán varias horas en secar.

Si no contamos con mucho tiempo entonces debemos sacudirlos de la mejor manera como se explicó anteriormente y si es posible pasarle un cepillo limpio que elimine cualquier partícula de mugre que pueda quedar ahí. Una vez hecho esto pasaremos un trapo mojado por las manchas que encontremos sin empapar mucho el tapete y así eliminar lo que más podamos de suciedad.

Si lo que queremos es una limpieza más profunda y contamos con el tiempo entonces si podemos enjuagar los tapetes con agua. Luego aplicarle un producto especializado para tapetes ya sea algún jabón o un gel. Refregamos en donde sea necesario hasta que el tapete se vea limpio. Acto seguido enjuagaremos con suficiente agua para no dejar residuos. Finalmente es cuestión de tiempo para que estén secos y poder utilizarlos otra vez.

Es importante no ingresar los tapetes mojados al carro pues esto ocasionará un olor a humedad no muy agradable. Si contamos con la ayuda de un lugar especializado existen máquinas de secado que dejaran las alfombras listas para usar en tan solo unos minutos.

Tapicería del carro

Ahora bien, otro de los elementos del carro que requieren de un cuidado especial es el de la tapicería de los asientos. Al igual que con los tapetes es muy importante revisar bien el material del cual fabricaron los asientos para así saber de qué manera se pueden limpiar. Para esto muchas veces existe una guía en el manual del carro en donde nos aconsejan la mejor manera de lavarlos.

Independientemente de cual sea el material del cual está fabricado el tapizado, siempre podemos pasar una aspiradora por los asientos para así recoger todas las partículas de mugre que se encuentren. Así mismo podemos pasar un trapo algo húmedo para recoger y limpiar algunas manchas que encontremos.

Tapicería de cuero

Si la tapicería es de cuero en algunos casos se puede pasar un trapo no muy húmedo con algo de jabón neutro para eliminar alguna mancha que encontremos. Después de esto es importante secar el lugar para que no queden residuos de humedad. De la misma manera existen productos que nutren el cuero rejuveneciendolo. Sin embargo lo recomendable es que cuando la tapicería es de cuero sea llevada a un lugar especializado en donde se pueda hacer un tratamiento específico para el material sin correr el riesgo de dañarlo.

Materiales sintéticos

Si la tapicería es de un material sintético que permita según el manual aplicar cierto tipo de jabones, se puede utilizar un cepillo suave para no rayar ni dañar los asientos y de una manera delicada frotar las manchas o la suciedad que encontremos. Luego con un trapo húmedo recoger lo que salió y finalmente secar.

Tapicería de tela

En el caso en el que los asientos están tapizados en tela, se puede ser un poco más fuerte en el cuidado y la aplicación de productos pues este tipo de material soporta más productos. Es importante tener en cuenta el nivel de agua que utilizamos al lavar los asientos pues recordemos que no son piezas movibles y por lo tanto el agua que se absorba no se podrá escurrir fácilmente. Tocará esperar a que se seque por sí solo.

No importa cuál sea el material del que están hechos los acabados del carro, es muy importante lavarlos y mantenerlos en buen estado. Esto permite tener un carro limpio y ya que pasamos bastante tiempo en él queremos que sea la experiencia más agradable. Para el lavado correcto del interior del carro recomendamos que sea llevado a un lugar especializado en donde el trabajo sea hecho por personas profesionales para que todo quede como nuevo.

Si te gusto este artículo te puede interesar:

BUENOS HÁBITOS PARA CUIDAR TU CARRO

COMO ELEGIR UN TALLER MECÁNICO DE CONFIANZA

MOTOS: CONOCE CUAL ES EL TIPO DE MOTO PERFECTA PARA TI

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más