Cómo revisar la presión de las llantas

por | Ago 9, 2018 | Cuidado de tu vehículo |

El cuidado de las llantas en nuestros vehículos es sumamente importante. Su óptimo estado permitirá que nuestro viaje sea seguro y tranquilo. En el caso de los viajes, podremos llegar a nuestros destinos sanos y salvos. El consumo de combustible también se verá beneficiado así como nuestras visitas al taller disminuidas. Sin embargo, a pesar de su importancia muchos conductores no conocen lo más básico del cuidado de los neumáticos de carros y motos. Nos referimos a revisar y ajustar la presión de las llantas.

Es común encontrar conductores que no conocen sus llantas. No conocen el tipo, la presión óptima, su recorrido y la frecuencia de revisión. Tampoco tienen ningún plan de hacerlo lo cual es más grave aún. Únicamente suelen fijarse a simple vista que todo parezca bien. Es por eso que aquí en MiMecánico decidimos desarrollar esta completa guía contandote todo lo que necesitas saber de tus neumáticos. Cada cuánto debes revisarlas, donde encontrar su presión óptima, cómo medir la presión actual y algunos consejos que te serán útiles en tus viajes y diario conducir.

UNIDAD DE MEDICIÓN DE LA PRESIÓN DE LAS LLANTAS

Lo primero que debes saber es la unidad de medición con la cual se mide la presión de las llantas. En principio, saber la explicación física de las medidas no es necesario para inflar llantas. Con saber el valor basta. Sin embargo decidimos tomarnos el atrevimiento de ir un paso más allá al explicarte sobre las siguientes unidades de presión.

Usualmente, se suele indicar la presión de un neumático en psi. Esta unidad de medida suele ser la más usada en Colombia y otros países latinoamericanos. Corresponde a libra de fuerza por pulgada cuadrada. (Abreviada psi por la versión en inglés “pounds-force per square inch”). Es por esto que suele decirse la expresión “inflar las llantas hasta x libras” al momento de inflar los neumáticos en un montallantas.

Por otro lado, también se suele ver unidades de medición como el bar. Esta unidad de presión equivale a un millón de barios lo cual es aproximadamente igual a una atmósfera (1 atm). Bar proviene del griego “baros” el cual significa “peso”.

Finalmente se encuentra la tercera medida que son los KiloPascales (kPa). Los pascales (pa) son una unidad de presión definida por el Sistema Internacional. Permite cuantificar entre otros, fenómenos tales como la presión interna y el estrés de un sistema. Está nombrado tras el físico matemático Blaise Pascal. A su vez está definido como un Newton por Metro Cuadrado.

De llegar a ser necesario, puede ser útil la conversión entre ambas medidas. Para realizar el cambio entre una unidad y otra podemos asumir que 14.504 psi = 1 bar = 100 kPa.

CÓMO SABER LA PRESIÓN ÓPTIMA DE LAS LLANTAS DE MI VEHÍCULO

Ahora que ya estamos familiarizados con las unidades de medición podemos buscar el nivel óptimo para nuestro vehículo. Afortunadamente para los conductores enterarse de este nivel suele ser muy sencillo. Basta con acercarse a la puerta del conductor y buscar una calcomanía parecida a la de la fotografía.

En caso de que no encuentres esta foto fácilmente, busca en sitios como el mismo marco de la puerta, la tapa de la gasolina o el manual de propietario.

Cómo ya habrás notado, las llantas delanteras requieren una presión diferente a las traseras. Esto se debe a que la presión de las llantas es directamente proporcional al peso que deberán soportar. A mayor peso, mayor presión necesitan. Dado que el motor de los carros suele estar en la parte frontal, las llantas frontales suelen estar más infladas.

Este mismo concepto también explica porque algunos fabricantes indican dos presiones según la cantidad de pasajeros. A mayor cantidad de pasajeros mayor es el peso que tiene que soportar el vehículo. Por consiguiente las llantas necesitan tener mayor presión de aire.

Finalmente podrás notar que la llanta de repuesto suele tener su propio apartado. Esto se debe a que esta llanta es un neumático con características especiales. Suele ser más pequeño y más delgado diseñado para ser utilizado en emergencias. Es recomendable inflar esta llanta tal cual lo recomienda el fabricante en la calcomanía. El no hacerlo podría deteriorar la llanta de repuesto rápidamente.

CÓMO MEDIR LA PRESIÓN DE LAS LLANTAS

Para medir la presión de las llantas sigue los siguientes sencillos pasos:

Utiliza un manómetro o medidor: Generalmente en los montallantas suelen tener uno. También puedes comprar uno para ti en tu tienda de automotores más cercana o incluso en grandes cadenas. Suelen haberlos físicos o electrónicos. Algunos fabricantes te regalan un manómetro o medidor al comprar tu vehículo. Buscalo en la guantera de tu carro.

Identifica la válvula de la llanta a revisar: Todas las llantas tienen en la parte externa una válvula para revisar la presión, inflar y desinflar el neumático. Esta suele estar cubierta con un tapón. Buscalo en la llanta a revisar y retiralo.

Coloca el medidor en la válvula y toma la presión: Al retirar el tapón coloca el medidor sobre la válvula. Asegurate que la entrada del medidor esté bien ajustada con la válvula para que la medición sea correcta. En este momento la presión del neumático actuará sobre el medidor. Si escuchas un silbido, puede suceder que el aire esté saliendo del medidor. Vuelve a colocar el medidor asegurándose de que esté en posición correcta.

Lee la presión del medidor: Lee la presión que salió de la prueba y comparala con la recomendada para tu llanta. Dependiendo del valor deberás inflar o desinflar la llanta.

Desinflar la llanta:

Si el valor es más alto que el recomendado, debes desinflar la llanta. Para esto has un poco de presión sobre la válvula y deja salir el aire a través del sello que lo retiene. Hazlo lentamente y vuelve a tomar la presión. Repite el proceso cuantas veces sea necesario. Ten cuidado de no ir a romper la válvula.

Inflar la llanta: Con un compresor de aire agrega la cantidad de aire necesaria para cumplir con el requerimiento del fabricante. Agrega el aire en tandas y comprueba la nueva presión. Repite cuantas veces sea necesario hasta llegar al punto deseado.

Coloca el medidor en la válvula y toma la presión: Al retirar el tapón coloca el medidor sobre la válvula. Asegurate que la entrada del medidor esté bien ajustada con la válvula para que la medición sea correcta. En este momento la presión del neumático actuará sobre el medidor. Si escuchas un silbido, puede suceder que el aire esté saliendo del medidor. Vuelve a colocar el medidor asegurándose de que esté en posición correcta.

Este proceso es sencillo de realizar y es recomendable que todo conductor conozca cómo realizarlo. Sucede lo mismo con cómo cambiar una llanta pinchada. En ambos casos recuerda que en un montallantas o una estación de servicio también pueden ayudarte.

PORQUE PIERDEN PRESIÓN LAS LLANTAS

Todo este proceso y este conocimiento no serían necesarios si las llantas no perdieran presión. Desafortunadamente eso es lo que sucede en el mundo real y tenemos que vivir con ello. Las llantas están diseñadas para retener el aire lo más posible y de esta manera alargar su vida útil. Pierden el aire es por un proceso natural de permeabilidad. 

El concepto de permeabilidad está definido como la capacidad que tiene un material de permitirle a un flujo que lo atraviese sin alterar su estructura interna. Se afirma que un material es permeable si deja pasar a través de él una cantidad apreciable de fluido en un tiempo dado, e impermeable o no permeable si la cantidad de fluido es despreciable. Link

Al mismo tiempo las llantas pueden perder aire por baches en los suelos. También por pinchadas o por cambios en la temperatura ambiente. Es por estas y más razones que hay que revisar constantemente el nivel de presión de los neumáticos.

PROBLEMAS AL INFLAR DEMASIADO O MUY POCO LAS LLANTAS

Mantener el neumático en la presión óptima es supremamente importante al conducir. No hacerlo puede tener sus consecuencias negativas. Si se infla demasiado las llantas existe mayor posibilidad de pinchazo, hay disminución del agarre con el suelo, el desgaste no es uniforme y la suspensión puede verse perjudicada a largo plazo a causa de los golpes.

Con las llantas desinfladas también hay mayor desgaste, el motor debe realizar más esfuerzo, y la probabilidad de dañar el neumático se vuelve mucho mayor. De la misma manera aumenta el consumo de combustible.

RECOMENDACIONES

Mantén siempre tus neumáticos en óptimas condiciones y en el nivel correcto de presión. Hacerlo alarga la vida útil del vehículo y hará tus viajes mucho más seguros. Incluso ayudará a economizar combustible y por consiguiente reducir costos asociados a tu vehículo.

Mide siempre la presión de las llantas en frío. De esta manera la presión estará acorde a lo estipulado por el fabricante. Si se miden en temperaturas altas ya sea por el uso momentos antes o por temperatura ambiente, la medición puede dar un valor mayor al valor real.

Procura revisar el nivel de presión de las llantas frecuentemente. Sobretodo si vas a realizar un viaje próximamente. De ser posible cada 15 días o después de viajes largos. De esta manera evitaras pinchazos innecesarios y desgaste rápido de los neumáticos.

Finalmente recuerda cada vez que revises el nivel de aire de tus llantas revisar su estado. Asi podrás estar tranquilo y pendiente de cuando debes cambiar tu juego de neumáticos por uno nuevo. Si no estas seguro de si es momento de este cambio, consulta con tu experto de confianza.

Si te gusto este artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares. Ellos también pueden sufrir un pinchazo o accidente a causa de una mala presión de sus neumáticos.

Fuente: automecanix

Si te gusto este artículo te puede interesar:

CONSEJOS PARA UN VIAJE EN CARRO

MOTOS DE 2 TIEMPOS Y 4 TIEMPOS

SISTEMAS DE SEGURIDAD EN LOS CARROS

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más