¿Cómo cambiar una llanta de un carro?

por | Jul 1, 2018 | Cuidado de tu vehículo | 0 Comentarios

Es claro que el estado de las vías por las que transitamos día a día no es el más óptimo. Son posiblemente el mayor causante del mal estado en el que se encuentran nuestros vehículos. La cantidad de imperfecciones en el pavimento y los infinitos huecos que encontramos en cada calle pueden causarnos un pinchazo, una rotura de la llanta, el desajuste de nuestros vehículos o en algunos casos nos pueden llevar hasta una colisión. Como consecuencia, se vuelve imprescindible saber los pasos adecuados para cambiar una llanta.

Si tienes la mala fortuna de estar en esta situación, es probable que los siguientes pasos puedan ayudarte:

Elementos necesarios para cambiar una llanta

Para cambiar una llanta es necesario contar con los siguientes elementos: Llanta de repuesto, gato hidráulico, y una llave cruz o cruceta. Todos estos elementos hacen parte del kit de carretera. Si estás en una vía pública recuerda colocar los triángulos de seguridad vial y las luces intermitentes.

Estacionar en un lugar apropiado

Estaciona y apaga el carro en un lugar seguro y plano. Asegúrate que la caja de cambios esté en primera o si es automático que esté en Parking. Por último coloca el freno de estacionamiento (también conocido como freno de mano). Asegurate que tus frenos estén en buen estado. De esta manera tu vehículo no se moverá durante el proceso.

Aflojar las tuercas mientras el carro sigue en el suelo

Para esto usa la llave cruz y gírala en sentido contrario de las manecillas del reloj. Busca aflojarlas pero no las quites. Si la llanta cuenta con una copa de seguridad es necesario utilizarla en este momento en la tuerca correspondiente.

Levantar el carro

Ahora debemos levantar el carro con el gato hidráulico. Localiza en el chasis un lugar donde el gato hidráulico pueda hacer contacto de manera segura. Generalmente todos los carros cuentan con esta pequeña parte al lado de la llanta.

Quitar las tuercas

Eleva el carro lo suficientemente alto para que la llanta no esté en contacto con el suelo. Quita las tuercas y la copa por completo para poder retirar la llanta. Acto seguido, retira el neumático de tu vehículo.

Colocar la llanta de repuesto 

Es momento de colocar la llanta de repuesto en su lugar. Atornilla las tuercas en sentido de las agujas del reloj. Finalmente asegurate de apretar bien las tuercas pero no extremadamente fuerte.

Bajar el carro

Baja el carro con cuidado. Retira el gato hidráulico y comprueba nuevamente que las tuercas estén correctamente ajustadas.

En este punto es buena idea buscar el montallantas más próximo para que puedan revisar tu neumático averiado. Procederán a realizar el arreglo correspondiente y volver a colocar el neumático en tu vehículo. Recuerda que estos montallantas suelen estar ubicados dentro de las mismas gasolineras, por lo que buscar una de estas también es una buena opción.

Nunca es una experiencia placentera tener que cambiar las llantas de nuestros carros. Como resultado de conocer los pasos anteriores, lograras estar tranquilo cuando conduzcas. Nadie esta exento de una mala situación. Sin embargo, una preparación adecuada nos permitirá ser mejores conductores en todo momento.

Es indispensable saber que el buen cuidado de las llantas prolonga su vida útil y hará cada viaje más seguro y tranquilo. Recuerda siempre tener en cuenta ciertas medidas como mantener la presión de las llantas en un rango normal de operación, revisarlas periódicamente y asegurarte en todo momento que su estado es óptimo para su normal funcionamiento.

Si te gusto este artículo o te fue útil, no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares para que ellos también estén protegidos en caso que tengan que cambiar una llanta

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más