8 mitos sobre la gasolina de tu carro o moto

por | Ago 14, 2018 | Cuidado de tu vehículo | 0 Comentarios

Todos los vehículos cuentan con una fuente de poder que permite convertir energía en desplazamiento. En el caso de los vehículos eléctricos la fuente de poder es la energía eléctrica. En el caso de los motores a combustión es la gasolina o el diésel el que cumple esta función. Desde hace ya varios años que los productos derivados del petróleo dominan el mercado automotriz, aunque en los últimos años la electricidad ha cogido más fuerza.

La gasolina es un líquido inflamable que se obtiene de la destilación del petróleo. A medida que se generan avances en la tecnología, se producen gasolinas más puras y más eficaces. Aunque la gasolina lleve tantos años en el mercado y presente mejoras cada vez más presentes en el mercado, la gente aún cuenta con muchos mitos y prácticas que pueden no ser lo mejor para su vehículo. En el siguiente artículo presentamos los principales.

Aditivos

Una de las prácticas que más se ven en los conductores del país es la adición de aditivos para aumentar el octanaje de la gasolina. Este es ya un mito que lleva mucho tiempo en circulación y que se considera hoy en día como poco confiable.

El octanaje de la gasolina es una medida de la capacidad de antidetonante del combustible. Es decir la capacidad que tiene el combustible de soportar presión dentro de los cilindros del motor antes de explotar. Entre más alto sea el octanaje de mayor calidad se considera la gasolina.

Ahora bien, los aditivos que se le echan al combustible no son considerados como algo que incrementa el octanaje. Por lo tanto el mito de que la gasolina aumentará la calidad si se le agrega un aditivo es mentira.

Por otra parte los aditivos pueden tener otra función que ayude al motor, en algunos casos estos limpian los inyectores de impurezas que se puedan generar por usar un tipo de gasolina más bajo de lo normal. Así mismo los aditivos pueden evitar el cascabeleo del carro ya que ayudan a retardar la combustión de la mezcla más no aumentan el octanaje de la gasolina.

Actualmente no se recomienda utilizar aditivos en un motor de combustión puesto que estos generan algunos sedimentos que se pueden pegar a algunas partes internas del motor degradando su estado de una forma más rápida de lo normal.

Tanquear temprano

Otro de los mitos más fuertes dentro de la comunidad de conductores del país es el de tanquear temprano. Según dice la teoría la densidad del combustible es mayor cuando la temperatura es baja, ósea en las horas de la mañana y en la noche cuando baja la temperatura. Si se tanquea el carro con la temperatura del combustible bajo entonces se presentará un líquido menos compacto lo que reducirá el aire o las burbujas que puedan presentarse.

Este mito es verdad pero no existe mayor ganancia al ejecutarlo puesto que una vez el combustible entre en temperatura aumentará su densidad y en cuanto a costo no se notara la diferencia pues es muy pequeño el cambio.

Carro viejo gasta más

Existe el mito de que a medida que el carro envejece y se usa más empieza a consumir más gasolina de la que consumía cuando era un automóvil nuevo. Este mito puede considerarse falso siempre y cuando el carro se encuentre en buenas condiciones. Es decir, si el carro no presenta fugas ni daños en el sistema de combustible y filtros no tiene por qué gastar más gasolina a medida que pasa el tiempo pues su mecanismo sigue trabajando de la misma forma y al mismo ritmo.

El mito dice que por el solo hecho de envejecer, la máquina presentara daños que generan mayor consumo de combustible. Por lo tanto si el carro se mantiene en perfecto estado, esto no debería suceder por ninguna razón.

Tanquear al momento de abastecimiento

Al momento de buscar prácticas en las que el propósito sea purificar la gasolina, surgen mitos como el de que si se está abasteciendo la estación de servicio de combustible y tanqueamos justo después recibiremos una gasolina que está menos contaminada.

Este mito es más falso que verdadero puesto que el sistema de reabastecimiento de las estaciones cuenta con los filtros suficientes para evitar contaminación. Pero de una manera u otra siempre se va a presentar este fenómeno, por lo tanto la diferencia no se notará y será algo complicado tanquear justo después de este momento.

Gasolina extra vs gasolina corriente

Muchos de los fabricantes de carros hoy en día, hacen sus carros pensados para un combustible de un alto nivel de octanaje que en Colombia es considerado como la gasolina extra o mayor. Frente a la situación en la que las personas tanquear su carro con gasolina de un menor octanaje surgió el siguiente mito. Si se utiliza un mayor octanaje en carro que fue diseñado para gasolina más alta, el motor se desgasta más rápido.

Este mito es en gran parte verdad, puesto que al realizar esta práctica se genera un fenómeno llamado frente de llama. Este se refiere a la situación en el que el combustible es menor a la que puede ser comprimida por el motor. Como consecuencia, genera que el mecanismo trabaje de una forma que no fue diseñado.

Conducción fuerte

Un mito que es verdadero es el de que dependiendo de la suavidad con la que se maneje el consumo de combustible varia. Según el mito los acelerones y las frenadas fuertes van a aumentar el consumo y por el contrario si se maneja de una manera muy suave el consumo será leve.

La forma en la que funciona la relación del pedal con el motor es la siguiente. A medida que empujamos más el pedal hacia el fondo estamos abriendo el paso de combustible para que entre una mayor cantidad de mezcla al motor.

De acuerdo a lo anterior si aceleramos a fondo estamos abriendo la compuerta que deja entrar el combustible al motor completamente lo que supone un consumo mucho mayor que si abrimos la compuerta en un porcentaje menor. Lo mismo sucede con las frenadas, si aceleramos hasta el último momento antes de frenar estamos perdiendo energía que podría ser conservada en el caso en que soltamos el acelerador bastante antes de frenar para que el carro ruede antes de detenerse.

Vararse por gasolina

En el caso en el que nos varemos por falta de gasolina vamos a presentar uno de los mitos verdaderos que escuchamos dentro de la comunidad de conductores. Cuando el motor para de aspirar gasolina por falta de gasolina va a empezar a succionar aire y sedimentos que se encuentren en el fondo del tanque lo que puede tapar ciertos componentes como son los inyectores generando daños severos y degradando la vida útil del motor.

Como recomendación, la mejor práctica que se puede realizar en lo que se refiere a el uso y consumo de combustible es la de leer el manual con el que cuenta el carro. Seguir con las recomendaciones que exigen acerca de cómo se debe tratar el carro. Además se recomienda hacer revisiones periódicas al sistema de combustible para mantener el mecanismo en un estado óptimo.

Apagar el carro en trancón

Existe el mito de que apagar el carro cuando no esta andando ayuda a mejorar el consumo de combustible. Este mito es verdadero pues en el momento en el que el carro esta apagado el consumo es nulo, mientras que prendido gasta algo. En la actualidad los carros modernos cuentan con sistemas que hacen esto automatico, cuando nos detenemos se apaga y cuando soltamos el freno se enciende en milésimas de segundo evitando el problema de el tiempo de encendido para que sea práctico hacerlo.

Los mitos alrededor de la gasolina son supremamente comunes. Corresponde a nosotros creerlos o desecharlos. Te recomendamos siempre actuar con cautela cuando del cuidado de tu vehículo se trate.

Fuentes: Sura, Autolab

Si te gusto este artículo te puede interesar:

VENTAJAS DE UN MANEJO DEFENSIVO

MOTOR DIESEL Y SUS DIFERENCIAS CON UN MOTOR DE GASOLINA

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más