Revisión de rutina en los carros

por | Ago 27, 2018 | Colombia | 0 Comentarios

Todos los fabricantes de carros cuentan con un programa de revisión que permite mantener el automóvil en estado óptimo. Generalmente funciona durante los primeros miles de kilómetros siempre y cuando mantengas los requisitos exigidos. Es importante que llevemos nuestros vehículos a estas revisiones. No solo alargan la vida útil. También pueden encontrar fallas en etapas tempranas que con el tiempo se pudieron convertir en tragedia.

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre estos programas. También hacemos énfasis en que se suele revisar en estas revisiones.

Programa de revisión de automóviles

El programa de revisión normalmente cuenta con ciertas citas que se presentan a los 5 mil kilómetros. Luego a los 10 mil kilómetros y así. Los números pueden variar dependiendo del fabricante y el vehículo. En cada una de estas revisiones se miden varios aspectos que son de desgaste rápido. Por ejemplo, el aceite y los filtros con los que cuenta el sistema de lubricación, o los filtros de aire y otros componentes.

Al momento en el que el carro llega a los kilómetros de la revisión es muy importante que sea llevado al taller del fabricante. En su gran mayoría la garantía continuará vigente y pase lo que pase la fábrica responderá por elementos que puedan verse afectados por varias causas. Una vez terminada la garantía es decisión del propietario del vehículo si sigue llevando su carro al taller del fabricante. También puede decidir llevarlo a un taller de confianza. Sea cual sea la decisión es importante que las revisiones no se detengan para evitar sorpresas.

Ahora bien dependiendo de la marca y el modelo del carro en cada revisión se llevan a cabo diferentes puntos de comprobación. Por lo general para que un carro se mantenga en un estado óptimo es necesario hacer una revisión general de lo que son los sistemas de aceite y de refrigeración. Para casos más específicos la revisión cuenta con puntos como el computador del carro, los sistemas de seguridad y otros. Algunos fabricantes revisan hasta 70 puntos de control para cerciorarse de que todo funciona de la manera correcta.

Filtro de aceite

El filtro de aceite es uno de los componentes principales en el sistema de lubricación del vehículo. Una vez el aceite hace el recorrido correspondiente por el motor, este vuelve a pasar por el filtro. Es acá donde elimina y ataja todas las impurezas que pudieran ser recogidas en el motor.

Debido a que este proceso ocurre constantemente, el filtro va recogiendo mucha suciedad hasta el punto en el que empieza a perder eficacia. Por consiguiente su propósito no se cumple de manera óptima. Frente a esto el filtro de aceite se cambiaba en los carros más antiguos a los 5 mil kilómetros. Hoy en día gracias a los avances en la tecnología y calidad de los productos, algunos fabricantes hacen el cambio más o menos a los 7 mil kilómetros.

Recomendación de MiMecánico: Pregunta a tu fabricante o taller de confianza cada cuánto debes cambiar el aceite. Dependiendo del uso, marca y tipo de vehículo este número puede variar enormemente.

Filtro de aire

De una forma parecida a la que trabaja el filtro del aceite trabaja el filtro del aire. Los motores de combustión necesitan del aire para poder trabajar. Esto se debe a que la explosión que ocurre dentro de los cilindros es una combustión de la mezcla entre la gasolina o el combustible y el aire. Para este proceso el motor utiliza el filtro del aire para limpiar cualquier impureza que pueda venir del ambiente. Así poder proveer la mezcla del aire más puro posible.

Por lo tanto a medida que se utiliza el carro el filtro se va gastando y es necesario cambiarlo. Para su cambio no existe un tiempo específico pues dependiendo del ambiente en el que circule, el filtro se ensucia más o menos. Se recomienda hacer revisión cada vez que se haga cambio de filtro de aceite.

Aceite hidráulico

Los sistemas hidráulicos de los carros cuentan al igual que otros componentes con un líquido que ayuda a su correcto funcionamiento. En el caso del sistema hidráulico el líquido se le denomina aceite o líquido hidráulico. Este tiene como función generar la presión suficiente para que el mecanismo trabaje. En casos normales, el líquido debe cambiarse más o menos entre los 40 mil y los 60 mil kilómetros o de lo contrario de 2 a 3 años de uso. Pregunta cada vez que vayas al taller, por una pequeña revisión de este fluido.

Líquido de frenos

El líquido de frenos es un elemento esencial para el sistema de frenado. Aunque su cambio no depende de ciertos kilómetros en específico, si depende del tiempo. Es decir se cambia por vejez más no por uso. El líquido de frenos está compuesto por un alcohol que absorbe el agua que hay en el ambiente. Por lo tanto pierde eficiencia a medida que transcurre el tiempo. Es recomendable que este fluido sea revisado más o menos cada 40 mil kilómetros para asegurarse de que está en su estado óptimo y no presente fallas.

Líquido refrigerante

Los motores de los carros pierden la mayor cantidad de energía que generan por medio del calor. Frente a esto se inventaron los sistemas de refrigeración por líquido. Este sistema consiste en el recorrido de un líquido que absorbe el calor por todo el motor para luego ser enfriado de nuevo en el radiador y empezar de nuevo el proceso. A medida que circula se va perdiendo una pequeña cantidad de líquido y su efectividad se degrada a medida que se utiliza.

Por lo tanto es importante que el líquido se cambie más o menos a los 40 mil kilómetros. Sin embargo debe ser revisado por el propietario al menos dos veces al mes. De esta manera si el nivel se ve bajo entonces es necesario rellenarlo hasta que esté en el nivel correcto.

Filtro de combustible

Al igual que los anteriores elementos, otro producto que cuenta con un filtro antes de ingresar al motor es el del combustible. Aunque la gasolina tiene ciertos procesos antes de llegar a nuestros vehículos, siempre existe la posibilidad de que se contamine en algún paso del proceso. Para que el motor reciba la gasolina en el estado más puro posible es necesario contar con este filtro en buenas condiciones. Normalmente estos filtros funcionan muy bien hasta los 30 mil o 40 mil kilómetros. A partir de este momento es necesario cambiarlo. Hay que recordar que dependiendo de la marca y la calidad del filtro este cambio puede ser necesario antes o después.

Ahora bien los anteriores fueron los elementos que necesitan ser cambiados cada cierto tiempo para que el motor funcione de la mejor manera y sin presentar averías. De la misma forma encontramos varios elementos que aunque puede que no sea necesario reemplazarlos si es necesario que se haga una revisión periódica. Tanto para revisar su estado como para hacer el cambio de ser necesario.

Correa de distribución

La correa de distribución es la que se encarga de transmitir el movimiento del cigüeñal. De esta manera las válvulas correspondientes de cada cilindro pueden abrirse y trabajar óptimamente. En el caso de que se presente una falla en este sistema, el daño será uno de los más costosos de reparar. Por lo tanto es necesario que se haga revisión o cambio de esta correa más o menos a los 40 mil kilómetros. En algunos casos el motor no cuenta con esta correa sino con otro elemento por lo que no es necesario hacer la revisión. Recomendamos preguntar a tu taller de confianza para asegurarte que es lo correcto en tu caso particular.

Correas auxiliares

De la misma forma en la que trabaja la correa de distribución, existen varios elementos del motor que necesitan de la ayuda de correas para poder ser accionados. Por ejemplo, el alternador es un sistema que provee de corriente a distintos sistemas del carro y cuenta con una correa. La bomba de agua o el compresor de los carros trabajan igual. Debido a que las correas se gastan y se rompen es necesario que se haga una revisión de estas más o menos a los 60 mil kilómetros para ver si es necesario cambiarlas.

Termostato

Cuando el carro empieza a presentar problemas de recalentamiento, uno de los elementos que se debe revisar es el termostato. Normalmente si el carro no presenta ningún problema de estos, no se hace ninguna revisión. En caso de que sea necesario es importante cambiarlo para evitar molestias.

Bomba de agua

La bomba de agua hace parte del sistema de refrigeración del vehículo. Está, junto con el termostato y el radiador, se encarga de hacer circular el líquido por el motor. Para así mantener la temperatura dentro de un nivel óptimo. Este elemento al igual que el termostato puede durar durante la vida útil del automóvil. Sin embargo es recomendable que se le realice una revisión entre los 50 y los 100 kilómetros para evitar molestias.

El propósito de la revisión mecánica de calendario es el de asegurarse de que todo lo que debe ser cambiado se reemplace. Lo que necesite una revisión se revise. Dependiendo del modelo del carro se hará una revisión del computador del automóvil para revisar que no existan averías internas que requieran de un ajuste. Además se hará una limpieza de elementos como las bujías, los inyectores, el estado de la suspensión y otros elementos. Es muy importante que se le dé importancia a esta revisión. Hay que saber que nos puede salvar de futuras averías y eliminar riesgos de seguridad. Por lo tanto es recomendable que todo esto lo haga una persona especializada para asegurarse de la calidad del trabajo.

Fuentes: Sura

Si te gusto este artículo te puede interesar:

CUANDO Y CÓMO HACER EL CAMBIO DE ACEITE

CUIDADO DEL INTERIOR DEL CARRO

POR QUÉ SE RECALIENTA MI CARRO

¡Descarga gratis la app de MiMecánico!

Consejos, noticias, recuerda tu estacionamiento y muchas cosas más